Estancias infantiles están en peligro de desaparecer por reducción de su presupuesto, lamentan docentes

/ 602

Acapulco Gro; a 4 de enero del 2019.- Las estancias infantiles, que representan un apoyo para madres y padres solteros que no pueden cuidar a sus hijos por sus actividades laborales, están a punto de desaparecer, toda vez que el programa de la Secretaría de Desarrollo Social federal (hoy Secretaría del Bienestar) recibirá una reducción de presupuesto del 50 por ciento.

Esa disminución de recursos significa que por niño destinarán 22.50 pesos por día, en lugar de los 47.50 pesos etiquetados anteriormente.

En una reunión con diputados federales y funcionarios de distintas dependencias de Acapulco, las encargadas de dicho programa comentaron que esta reducción afecta a las familias más pobres, debido a que con el dinero que pretenden otorgarles no podrán cubrir los gastos de las guarderías, lo que les obligará a cerrarlas.

“Muchas son madres solteras o menores de edad, así como padres solteros en situación de pobreza. Ahora recibiremos 475 pesos por niño al mes en lugar de los 950 pesos presupuestados en el anterior gobierno, lo que nos impedirá seguir con la prestación del servicio”, señalaron.

Manifestaron que el dinero antes recibido apenas alcanzaba para pagar los gastos de operación, como la alimentación, gas, luz, agua, predial, teléfono y mantenimiento de las instalaciones eléctricas, de gas, de tubería, drenaje, pintura, entre otras, y que muchas de estas estancias no son propias, se tienen que rentar espacios.

Además, el programa exige gastos como la elaboración de manuales de Protección Civil, un seguro de daños para terceros de 9 mil pesos anuales, la certificación de las docentes (costo de 2 mil pesos cada uno) y los gastos de valoración del inmueble por un arquitecto calificado que garantice la seguridad de las instalaciones, con un costo de 2 mil pesos.

De igual manera se tiene que contratar un ingeniero eléctrico para garantizar el buen estado de las instalaciones, con un costo de 2 mil pesos.

Señalaron que estas estancias no funcionan conforme el calendario de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y en ocasiones se trabaja en días festivos y en vacaciones; es decir, se laboran más de 240 días al año.

Las docentes comentaron además que no cuentan con prestaciones de ley, ya que sólo se les paga un salario por arriba del mínimo.

Añadieron que llegarán hasta las últimas consecuencias, ya que la reducción del presupuesto para las estancias infantiles no sólo afecta a las de Acapulco y Guerrero, sino a todo el país, y sentenciaron que los más afectados serán los padres de familia, debido a que el dinero faltante lo tendrían que poner de sus salarios, algo que resultaría difícil al tratarse de personas en pobreza extrema, por lo que optarían por sacar al niño y dejarlo a su suerte.

Hicieron un llamado al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y a los diputados y senadores del Congreso de la Unión para que reconsideren la reducción del presupuesto para este importante programa. (www.agenciairza.com).

Related Posts