Era conductor de urvan de Tlacotepec, el hombre que fue dejado desmembrado en Zumpango

/ 469

Por José Molina

El hombre que fue dejado desmembrado y dentro de bolsas negras en las inmediaciones del poblado de Zumpango, municipio de Eduardo, era conductor de una urvan de servicio público y de la ruta Chilpancingo-Tlacotepec.

Ayer por la noche familiares de la víctima acudieron a la morgue de Chilpancingo, identificandolo como Heriberto “N”, de 54 años y originario de Tlacotepec, municipio de Heliodoro Castillo.

Como se dio a conocer, el hallazgo ocurrió alrededor de las 22:30 horas del domingo en la entrada al Cerro del Tepetlayo, en el municipio de Eduardo Neri, a unos cien metros de la carretera federal Chilpancingo-Iguala.

De acuerdo con los primeros reportes, la víctima fue privada de su libertad por un grupo armado la tarde del domingo en la calle Quintana Roo, cerca del encauzamiento del Río Huacapa en Chilpancingo.

El hombre fue desmembrado por sus victimarios, quien en vida trabajaba como conductor de una urvan del Servicio Público de la ruta Chilpancingo-Tlacotepec, pero desde hace más de un mes ya no laboraba por que el sitio de esa ruta en la capital fue cerrado tras diversos ataques y por la guerra entre dos grupos delictivos que se disputan la Sierra.

Junto a las bolsas que contenían restos humanos, se ubicó una cartulina con un mensaje en el que se apreciaba una amenaza contra la célula criminal liderada por Onésimo Marquina, alias “el Necho”. “Esto le va a pasar a la gente que trabaja para Onésimo Marquina el Necho”, se leía en la cartulina color anaranjado.

La zona donde fueron hallados los restos es donde se estaba construyendo el parque ecológico “Tepetlayo”, del cual solo quedó una pista de caminata. Hace poco en este mismo sitio fueron encontrados sin vida dos jóvenes.

Related Posts