Desmienten maestros y alumnos irrupción de hombres armados a la Normal de Ayotzinapa

/ 148

*Sin embargo, profesores denuncian que sujetos desconocidos merodean la escuela

*Aseguraron que los intentan extorsionar con sus prestaciones de fin de año

*Este miércoles suspendieron las actividades y montaron guardias en la entrada del plantel

Ayotzinapa Gro; a 28 de noviembre del 2018.- Este miércoles se esparció el rumor en redes sociales sobre la presunta irrupción de un grupo armado en las instalaciones de la Normal Rural de Ayotzinapa, lo cual fue desmentido por maestros y estudiantes en esa escuela, sin embargo suspendieron las actividades y cerraron la entrada a esa institución donde montaron guardias como medida preventiva porque supuestamente los merodean sujetos que intentan extorsionar a los trabajadores con sus prestaciones de fin de año.

Las labores fueron suspendieron, los estudiantes cerraron la puerta principal de la escuela e impidieron el paso vehicular y peatonal a “extraños”.

El portón de acceso vehicular y peatonal es custodiado por una guardia de normalistas de Ayotzinapa, quienes escuetos dijeron que esa medida se tomó ante las cuestiones de “inseguridad” que se viven en Tixtla.

Algunos profesores consultados luego de una asamblea de trabajadores académicos y administrativos de la normal rural que realizaron en Tixtla, informaron a reporteros que el cierre de los accesos se trataba de un asunto preventivo ante los intentos de extorsión que han sufrido de manera directa los trabajadores por los pagos de prestaciones salariales de fin de año.

Señalaron que el lunes pasado llegó al acceso de esa escuela un automóvil compacto color gris del que bajó una joven mujer que se dirigió al módulo de registro para poder ingresar a la escuela, lugar donde solicitó los nombres de todos los trabajadores, su s domicilios y sus números telefónicos, petición que causó extrañeza a las personas que se encuentran en esa área administrativa.

Le preguntaron a la joven si iba en una diligencia oficial o de qué se trataba su presencia en la escuela y su petición.

Sin embargo, los maestros contaron que la joven no respondió y se retiró de la escuela a bordo del automóvil compacto gris y el asunto no pasó a mayores.

Posteriormente, en el correo electrónico institucional de la normal rural de Ayotzinapa recibieron una amenaza de extorsión, en la que les exigen la entrega de sus aguinaldos y que estuvieran atentos a las instrucciones para cobrarles esa prestación.

En un principio, dijeron, desestimaron esa amenaza, pero se preocuparon cuando se percataron, junto con estudiantes, que en los alrededores de la normal había hombres armados vigilándolos.

Luego de esa situación decidieron tener una asamblea donde acordaron suspender las labores escolares, además de pedir por las vías institucionales al gobernador Héctor Astudillo Flores que se garantice la seguridad y las condiciones para ir a laborar a la normal rural.

Dieron a conocer, además, que esas amenazas de extorsión se han replicado en los municipios de Apango, Zitlala, Chilapa, Ahuacotzingo, donde los estudiantes de cuarto año que realizan sus prácticas profesionales han regresado a la escuela porque en los centros donde deberían trabajar están suspendidas las clases debido a esas exigencias.

Otro asunto que sucedió en la normal y que provocó la confusión, es que un grupo de la Policía Comunitaria de Tixtla pidió que se resguardara al interior de la normal con entre 4 y 6 patrullas con las que hacen sus labores cotidianas, lo que pudo haber sido confundido con una incursión de hombres armados al interior de la escuela, lo cual fue descartado por los estudiantes. (www.agenciairza.com)

Related Posts