Desde hace 10 meses Sedatu no paga salarios a trabajadores de Ciudad de las Mujeres

/ 269

*Ese centro de atención a féminas maltratadas, sigue sin recursos

*Al iniciar el gobierno de AMLO se quedó sin presupuesto

Chilpancingo Gro; a 02 de septiembre del 2019.- Este lunes, trabajadores del Centro Ciudad de las Mujeres de Tlapa llevaron a cabo una protesta en las oficinas centrales de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), en la Ciudad de México, para exigir que sean atendidos y les paguen los diez meses de salario que les adeudan y resuelvan su situación laboral.

Con sus propios medios un grupo de trabajadores, en su mayoría mujeres, acudió a las oficinas de Sedatu para pedir sean atendidos luego de que desde hace diez meses no reciben un salario, pero mantienen abierto ese Centro Ciudad Mujeres para personas que padecen de violencia familiar, que son habitantes de los 19 municipios de esa región considerada de las más pobres del país.

El Centro, inaugurado en el sexenio de Enrique Peña Nieto, inició sus actividades bajo la administración de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) que encabezaba Rosario Robles Berlanga, quien ahora está sujeta a proceso judicial, recluida en una cárcel de la capital del país por su presunta participación en un fraude contra el erario denominado “estafa maestra”.

Al iniciar el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en diciembre pasado, ya no se dispusieron recursos para que ese Centro siguiera funcionando, pero a pesar de ello los trabajadores decidieron mantenerlo abierto para la atención de centenares de mujeres indígenas. Desde diciembre no reciben un salario, el Centro sigue funcionando porque también el gobierno municipal de Tlapa se ha solidarizado pagando la energía eléctrica.

Desde hace diez meses han pedido audiencia en Sedatu, en oficinas de la Presidencia, con el delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y hasta con la senadora Nestora Salgado Martínez, quien se ha comprometido a buscar una solución tanto para los trabajadores, como para el funcionamiento del Centro con presupuesto federal.

“Den la cara a las mujeres de la Montaña, no sean insensibles y atiendan nuestro legítimo derecho a ser escuchados o estarán cometiendo discriminación contra nosotras por ser mujeres indígenas”, manifestó una trabajadora afuera de las oficinas de Sedatu en la capital del país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts