Árbitro guerrerense gana disputa laboral y regresará a las canchas en 2019

/ 143

*Adalid Maganda es de Azoyú

*Lo despidieron en abril pasado

*Fue por racismo, sostiene

Ciudad de México; a 28 de noviembre del 2018.-El árbitro guerrerense Adalid Maganda volverá a las canchas el próximo año. Este miércoles llegó a acuerdos con directivos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), luego de que el martes se instaló en huelga de hambre afuera de la sede de este organismo, en la ciudad de Toluca, Estado de México.

Maganda, de 34 años y oriundo de Huehuetán, municipio de Azoyú, en Costa Chica, fue despedido en abril como árbitro profesional de la Federación Mexicana de Futbol.

Marco Julio Escobar, directivo de la Comisión de Arbitraje, le notificó su baja por presunto bajo rendimiento, pero él sostuvo que se debió a su color de piel, acusó que incluso el presidente de la Comisión de Árbitros, Arturo Brizio Carter, lo llamó “pinche negro”, y que otros integrantes del organismo le dieron un trato similar.

Desde aquel mes (abril de este año), ha estado inactivo en el arbitraje profesional, pero este miércoles se entrevistó con el secretario general de la FMF, Guillermo Cantú, y acordaron que reiniciará actividades en el 2019.

Al respecto, explicó: “Voy a hacer las pruebas físicas en marzo para regresar, ya que me tengo que preparar porque físicamente no ando bien, fueron ocho meses de inactividad”, y agradeció la atención de Guillermo Cantú, pues recordó que Arturo Brizio Carter lo ignoró cada vez que buscó un acercamiento para aclarar su situación.

Cabe señalar que hace dos meses, en el marco de las públicas diferencias con Arturo Brizio Carter, Adalid Maganda fue golpeado en Ecatepec, Estado de México, por presuntos policías ministeriales.

De acuerdo con el propio árbitro guerrerense, quienes lo golpearon le advirtieron que ya dejara de insistir en su reinstalación en el balompié profesional mexicano. (www.agenciairza.com)

Related Posts