Alcalde de Chilpancingo plantea proceso para liquidar a 500 trabajadores

/ 416

*Pedirá adelanto de 21 mdp para hacerlo

*Se realizaría a través del TCyA, explica

Chilpancingo Gro, a 19 de junio del 2019.- El alcalde Antonio Gaspar Beltrán solicitará al gobierno federal 21 millones de pesos como adelanto de participaciones para liquidar, a través del Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCyA), a por lo menos 500 trabajadores “que no tienen una función específica” en el Ayuntamiento, y pedirá a los líderes de los sindicatos que no intervengan en este proceso, como lo hicieron al inicio de su gobierno, cuando intentó “sanear la nómina”.

Aclaró que guardó esta determinación hasta el final de la negociación porque desde que inició su gobierno ha priorizado una “relación cordial con los trabajadores”, sin embargo, lamentó que, pese a su disposición, ha tenido como respuesta un “terrorismo sindical” que afecta a toda la población.

Por eso anunció que este jueves sostendrá una reunión en la Ciudad de México con autoridades de la Secretaría de Gobernación (Segob), a quienes pedirá el adelanto de participaciones para liquidar a 500 empleados, porque de los 3 mil 200 trabajadores en nómina, “muchos no tienen una función específica”.

Calculó que sin esos 500 trabajadores generará un ahorro de 3 millones de pesos mensuales en nómina, que se sumarían al millón de pesos que logró disminuir al inicio de su gobierno en el mismo rubro.

Para garantizar la transparencia, Gaspar informó que la liquidación se realizaría a través del TCyA, con las reglas legalmente establecidas en la materia, y -aquí sí- convocó a los dirigentes sindicales a que participen en este proceso transparente, pero sólo para que constaten que “no se vean favoritismos ni hacía unos ni hacia otros”.

Advirtió también que, después de que el órgano jurisdiccional declare la “ilegalidad” de los movimientos sindicales, su gobierno levantará actas de abandono de empleo a los trabajadores que estén en el “paro” laboral.

Así reaccionó el alcalde luego de que integrantes de la Sección 14 del Sindicato Independiente, liderados por Domingo Salgado Martínez, “estrangularon” la circulación vial en el centro de la ciudad, en demanda de un 20 por ciento de aumento salarial

También, integrantes de la Sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), que desde el 20 de mayo tienen “tomado” el Palacio Municipal, exigen el 10 por ciento, lo que ha generado una disminución considerable de ingresos propios que ya provocó complicaciones para pagar salarios.

Al respecto, dijo que “de los 3 mil 200 trabajadores, sólo hemos podido pagar a 2 mil 800. Nos encontramos en estado de insolvencia, pero confío en que de aquí al viernes podamos pagar a todos”.

El alcalde comentó que ha sido “respetuoso” de la demandas de los trabajadores, pero enfatizó que debido a los 270 millones de déficit que arrastra la administración, y que heredó al asumir el cargo, no puede autorizar aumentos de esa índole, y por eso sostuvo que “yo no voy a asumir responsabilidades que no generé”.

-¿Ni el 13 ni el 20 por ciento de aumento, entonces?- se le preguntó.

-“No, porque los egresos superan los ingresos. Es algo que por simple lógica es imposible otorgarlo. No es un asunto que tenga que ver con presión o no, si tuviera el recurso, no les daría el 10 o el 20 por ciento, les daría hasta un 50 por ciento, pero es poco el margen de maniobra financiera que tiene el Ayuntamiento”.

Gaspar Beltrán refirió que sindicatos como del Instituto Político Nacional (IPN), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la de Guerrero (UAGro), entre otras instituciones, han recibido en este año entre un 3 y un 4 por ciento de aumento, porque la Ley de Disciplina Financiera “nos obliga a las autoridades a ejercer recursos públicos de manera responsable”, pero además, en caso de ceder a las exigencias de los sindicatos, provocaría que en un futuro el Ayuntamiento sea “insolvente” para pagar su propia nómina.

“La gente quiere gobernantes responsables, que den resultados, y por eso la gente votó por la alternancia, por el cambio (el 1 de julio del 2018). En estos nueve meses (de gobierno), he tratado de llevar una relación cordial con los trabajadores, pero me encuentro con sindicatos muy empoderados que tienen la costumbre de cerrar calles”, reprochó,

Reiteró que la administración municipal ha dejado de recaudar alrededor de 15 millones de pesos por las cuatro “tomas” del Palacio Municipal que han realizado trabajadores en lo que va de su gobierno.

“No podemos permitir que, al amparo de los movimientos sindicales, generemos un terrorismo sindical. No sé en qué cabeza cabe que reteniendo los carros recolectores de basura va a hacer presión para el gobierno, eso no le afecta a Toño Gaspar, le pega a toda la población”, recalcó. (www.agenciairza.com)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts