180 funcionarios estatales no presentaron su declaración patrimonial del año pasado

/ 223

*Podrían ser inhabilitados, advierte el contralor Eduardo Loria

Chilpancingo Gro; a 27 de enero del 2020 (IRZA).- La Secretaría de Contraloría y Transparencia Gubernamental abrió procedimientos administrativos contra 180 funcionarios que no presentaron su declaración patrimonial del 2019.

También inició procesos de investigación en contra de algunos funcionarios que sí la presentaron, pero a quienes se les detectaron anomalías en la información e incluso desvíos financieros.

De acuerdo con Eduardo Loria Casanova, titular de la Dependencia inquisitoria, de los casi 7 mil funcionarios sujetos a declaración patrimonial, unos 180 no la presentaron, lo que equivale al 3 por ciento del total

– ¿Qué pasó con ellos? –

– “Algunos son policías, algunos ya no estaban trabajando, algunos no hicieron declaración final; hay declaración inicial, la que anualmente se actualiza y una final. Muchos funcionarios decían ‘ya me voy’, y ya no la presentan”.

En entrevista el funcionario informó que su Dependencia investiga a los funcionarios omisos, en cuyo proceso ya se desecharon los casos de quienes ya no laboran en la administración estatal, “todavía no tenemos los procesos de responsabilidad, pero ya estamos muy prontos; se pueden inhabilitar”.

Sobre las sanciones para los funcionarios que no presentaron su declaración y que aún laboran en el gobierno estatal, Loria explicó que dependerá de su jerarquía dentro de la administración, “puede venir desde una amonestación de carácter administrativo hasta una inhabilitación”.

Agregó que a esos 180 funcionarios omisos se les concedió un plazo de 30 días para reponer el procedimiento, pero solo 50 cumplieron. “Ya iniciamos la investigación para ver qué fue lo que pasó y está muy avanzada esa investigación”, indicó, aunque se negó a revelar cuándo emitirían el dictamen final.

Cabe mencionar que la declaración patrimonial está estipulada en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos y sirve para intentar evitar desvíos o enriquecimiento de funcionarios con recursos públicos, por eso cada año deben actualizar la información relacionada con sus bienes, los cuales deben ser acordes, en gran medida, a su nivel de ingreso mensual y anual.

En ese sentido el gobernador Héctor Astudillo Flores fue uno de los primeros mandatarios estatales que cumplió con esta obligación en el año 2015, al presentar sus tres declaraciones: la patrimonial, fiscal y de interés.

– ¿En 4 años de administración no han detectado ninguna irregularidad en esas declaraciones, es decir, todo es pulcro? –

– “Claro que, sí tenemos irregularidades, desde omisiones, desvíos y hay, no recuerdo cuantas investigaciones. Tenemos procesos de responsabilidad. Diario recibimos entre 5 y 10 solicitudes de procedimiento de responsabilidad administrativa por parte de la Secretaría de la Función Pública y de la Auditoría Superior de la Federación (ASF)”.

Pese a revelar lo anterior, el secretario de la Contraloría se negó tajantemente a precisar cuántos casos de desvíos tienen detectados y qué funcionarios han incurrido en esa práctica. Solo acotó que tales servidores públicos son “de muchos niveles”.  Sin embargo, aseguró que la administración del gobernador Astudillo no terminará sin que estos casos queden resueltos porque “en cuanto tú inicias un procedimiento, la prescripción no aplica”.

Para la declaración de este 2020, Loria explicó que volverán a presentarla los casi 7 mil sujetos obligados (funcionarios), pero anunció que para el 2021 será obligatoria para todo el personal del sector central y paraestatal, que incluye a profesores de la Secretaría de Educación y personal médico de la Secretaría de Salud. (www.agenciairza.com)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts