Visita Derechos Humanos y COFEPRIS el CERESO de Ayutla

/ 880

cereso_ayutla_dh_cofepris (1)

Ayutla de los Libres, Gro. 21 de Junio del 2016. – La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CODEHUM) realizó una visita de inspección al Centro de Reinserción Social (CERESO) de Ayutla de los Libres, en coordinación con la Secretaría de Salud de Guerrero y la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

La revisión fue con la finalidad de supervisar las condiciones sanitarias del centro penitenciario y conocer la situación jurídica de los internos, con la intención de apoyar dentro del ámbito de competencia de la CODEHUM para agilizar que se les dicten sus sentencias.

Los visitadores de la CODEHUM brindaron cinco asesorías a los internos que lo solicitaron, quienes manifestaron su preocupación por el trámite en sus procesos penales. La visitadora Violeta Parra Reynada tomó los datos para dar seguimiento a los casos.

En tanto que el personal de salud verificó la vigencia de la medicina y recibió peticiones de medicamentos como paracetamol, amoxicilina y soluciones fisiológicas glucosadas.

El director del CERESO, Eduardo Patricio Hernández, informó que hay 100 personas recluidas, entre ellos 99 hombres y una mujer. En el lugar trabajan 15 custodios, 12 hombres y tres mujeres.

cereso_ayutla_dh_cofepris (2)

Indicó que 22 internos reciben clases impartidas por maestras del Instituto Estatal de Educación para Jóvenes y Adultos de Guerrero (IEEJAG), de los cuales ocho estudian primaria, seis secundarios y seis preparatorias.

De los 100 internos, 68 ya fueron sentenciados y 32 están en calidad de procesados. En lo que respecta a población indígena, hay 19 mixtecos (10 procesados y nueve sentenciados) y nueve tlapanecos (dos procesados y siete sentenciados), dando un total de 28 reclusos de origen indígena.

En lo que respecta al área de comedor, el Jefe de Asesoría y Seguimiento Jurídico de la Secretaría de Salud de Guerrero, Aristeo Bernardino Reyes aventura y los verificadores sanitarios Filiberto Aponte Bustos y Alejandro Chávez Aguirre encontraron las siguientes carencias: lavabo y agua corriente.

También determinaron que se necesita rehabilitación en la barra de lavado y desinfección de verduras, que está construida con cemento y sin ningún recubrimiento higiénico especial.

En la verificación observaron corrosión en las parrillas de la estufa y presencia de fauna nociva en la cocina, principalmente cucarachas.

El personal de la Secretaría de Salud realizó la verificación de cloro en la cisterna que abastece de agua al reclusorio y constató la nula utilización de este químico. Por ello, le entregaron al director del reclusorio un kit para que puedan realizar las determinaciones de cloro subsecuentes y garantizar que el agua que utilizan los internos es apta para uso humano.

cereso_ayutla_dh_cofepris (3)

Además, se llegó a la conclusión de que el CERESO de Ayutla está rebasado en su capacidad, ya que está diseñado para 40 reos y actualmente hay 100. La única mujer internada en este reclusorio cuenta con una celda exclusiva, pero mantiene convivencia con el resto de los internos en las áreas comunes.

En materia de atención médica, el CERESO cuenta con un solo botiquín con medicamentos, que se ubica a un costado de la oficina del director, varios de ellos vencidos desde 2015.

Se encontró también que el penal de Ayutla de los Libres no cuenta con un consultorio, ni con médicos y enfermeras. En caso de una emergencia, cuentan con el apoyo de la Policía Municipal para trasladar a los enfermos.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *