Uso de antibióticos debe ser bajo prescripción médica, indica médico del IMSS

Es el médico quien determinará qué tipo de medicamento, dosis requerida y tiempo de administración.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reitera la importancia de evitar la automedicación ante la sospecha de cualquier enfermedad o infección, porque se puede afectar aún más la salud.

Pacientes con enfermedades respiratorias agudas suelen recurrir a la automedicación, y pueden afectar más el padecimiento, indicó el encargado de la Coordinación Auxiliar de Atención Médica de Primer Nivel, de la Representación Guerrero del IMSS, Ángel Gómez Carbajal.

Explicó que los antibióticos son medicamentos que se utilizan para el combate de infecciones ocasionadas por bacterias y no resultan efectivos para virus; por lo que suministrar medicamentos para la “prevención” del COVID-19 no contribuye a mejorar el sistema inmunológico, aclaró.

Gómez Carbajal resaltó: “La mayor parte de las infecciones respiratorias están asociadas a virus, independientemente de la actual emergencia sanitaria, y un virus no es atacado a través de un antibiótico; tiene que ser muy específica la infección y previa valoración clínica del médico a través de una exploración física”.

Refirió que, en la valoración clínica, el médico identifica características de la enfermedad, como infección de la garganta, por ejemplo. “Ahí se van a detectar ciertas características de secreción, coloración, aspecto, entre otras, que dan las características asociadas de tipo bacteriano”, mencionó.

Recalcó que es el médico quien determinará el tipo de medicamento, dosis requerida y tiempo de administración que se otorga, según lo necesite el paciente.

Reiteró que la automedicación no ofrece rápido alivio, por lo que la recomendación es acudir con el médico familiar que, de requerirlo, enviará al derechohabiente con un especialista.