Se manifiestan en el Penal de Las Cruces; exigen salida de director y jefe de custodios

/ 370

Acapulco, Gro. 18 de Septiembre del 2017. – Unas 300 mujeres, esposas de internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Acapulco, protestaron la mañana de este lunes en la entrada de ese penal, afirmando que han son víctimas de violación a sus derechos humanos e incluso de abuso sexual por parte del personal de custodia.

A las diez de la mañana, las madres de familia llegaron a la entrada del Cereso de Las Cruces y exigieron la salida de Pedro Almazán Cervantes como secretario de Seguridad Pública en el estado, así como del director del penal, Amadeo Tiburcio Paulinos, y del jefe de Seguridad y Custodios, José Luis Figueroa Arellano.

Reprocharon que cuando van a visitar a sus familiares, al momento del cateo son tocadas en sus partes íntimas por hombres y mujeres encargados de las revisiones, bajo el pretexto de que buscan droga o armas.

A gritos y por medio de cartulinas, las mujeres expresaron desesperadas: “La revisión se llama violación” y “Mi cuerpo es mío, sin mi permiso no lo toques”.

Otras pancartas decían que “Los derechos son universales y las familias de los presos también tienen derechos”, y en una lona sostenida por varones se acusaba al secretario de Seguridad Pública, Almazán Cervantes, así como al director y jefe de Seguridad de estar adheridos a los cárteles delincuenciales.

Durante la manifestación, helicópteros sobrevolaron la zona y una barricada de antimotines resguardó las puertas del penal.

Al lugar llegó la coordinadora regional de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero, Fany Ruth Lara Figueroa, a quien le anunciaron que interpondrán una queja en esa institución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *