Recomienda nutriólogo del IMSS no excederse en consumo de pan de temporada

Para continuar con las tradiciones, es conveniente consumir porciones adecuadas para evitar complicaciones futuras en nuestra salud.

Acapulco Gro; a 02 de noviembre del 2020.- Si se trata de saborear el tradicional pan de muerto, acompañado de chocolate, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destaca la importancia de consumir un pan pequeño (50 g) y elaborar el chocolate con leche descremada, para disminuir el consumo de grasa y hacer más saludable la bebida.

El especialista en Nutrición de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 9 del IMSS en Acapulco, Nelson Narváez Salas, explicó que, para continuar con las tradiciones, es conveniente consumir porciones adecuadas para evitar complicaciones futuras en nuestra salud.

Narváez Salas precisó el aporte nutrición, Una pieza de pan de muerto (100 gramos) proporciona: 198 kcal, 5.4 g de proteína, 31.2 g de hidratos de carbono y 5.4 g de grasa.

Una taza de chocolate (250 ml) elaborado con leche descremada proporciona: 140 kcal, 8.5 g de proteína, 27.2 g de hidratos de carbono y 0.7 g de grasa.

Dijo que tanto el pan como el chocolate son fuente de nutrientes necesarios para el funcionamiento del organismo y no se deben estereotipar como alimentos que provocan problemas en personas sanas.

“Recordemos que el pan de muerto es una combinación de harina, manteca, grasa, azúcares y sal; por lo que se puede seguir la tradición, pero cuidando el tamaño de lo que se consume. Lo recomendable es comprar piezas pequeñas (50 g) o consumir la mitad o cuarta parte de un pan mediano sin azúcar”, explicó.

Si bien los alimentos que se colocan en la ofrenda por esta tradición son para el consumo familiar, recomendó no consumirlos todos en un solo día e ingerir porciones pequeñas hasta en cinco días para proteger el metabolismo y prevenir sobrepeso.