Promueven en Guerrero el programa “Alianza por una niñez sin violencia”

/ 349

*Para evitar que niños y jóvenes se vayan al crimen organizado

Chilpancingo, Gro. 04 de Septiembre del 2017. – El gobierno de Guerrero lanzó este lunes el programa denominado “Alianza por una niñez sin violencia” con el objetivo de evitar que las nuevas generaciones de jóvenes engrosen las filas de la delincuencia organizada.

Se trata de una nueva estrategia que operará la administración estatal en coordinación con la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Durante la presentación de este programa en la residencia oficial Casa Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores destacó que los niños son “un objetivo importante” de los gobiernos federal y estatal.

“Guerrero tiene que caminar con más contundencia”, dijo el gobernador, quien fue acompañado por Ricardo Bucio Mújica, secretario ejecutivo del SIPINNA, representantes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unisef, por sus silgas en inglés), organismos civiles y empresariales.

Hizo un llamado a los presidentes municipales a replicar estas acciones encaminadas a evitar que los jóvenes caigan en las redes criminales y que ayuden decididamente a disminuir conductas violentas en niños y jóvenes.

“En la medida que avancemos vamos a limitar que los que hoy son niños, mañana jóvenes, les llame la atención una actividad (criminal) que genera violencia, pero acorta la vida por participar en delincuencia”, advirtió.

Astudillo reconoció que la violencia es altamente delicada y con muchas repercusiones, por lo cual obliga a las autoridades de los tres niveles de gobierno a iniciar acciones concretas y con determinación para enfrentar y acabar con ese flagelo.

Indicó que a casi dos años de su administración se recobró la gobernabilidad del estado y se redujo los índices de pobreza, de acuerdo con el reciente resultado del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, pero aceptó que “no es suficiente” y que hacen falta muchas cosas por hacer para que “este estado camine con mayor contundencia”.

A la “Alianza por una niñez sin violencia” se sumaron empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), representantes de los medios de comunicación y organismos internacionales de derechos humanos.

Dora Giusti, jefa de Protección de la Infancia de la Unisef, reconoció la disposición del gobierno de Guerrero en la implementación de la Alianza, al convertirse en la segunda entidad del país que asume ese compromiso de atención a la infancia.

“Es un gran reto que tiene Guerrero y hay que valorar este compromiso, esta es una gran oportunidad para que todos se sumen y digan: basta de violencia contra los niños”, resaltó y convocó a determinar estrategias viables de atención a la niñez.

Indicó que 6 de cada 10 niños en México han sufrido violencia física o emocional, cuya acción “se está volviendo una epidemia con impactos irreversibles en la niñez” y que por eso es necesario enfrentarla con diversas estrategias.

Agregó que ahora no sólo basta con garantizar la educación universal, sino atacar la violencia con políticas oficiales, derivado de los nuevos tiempos y fenómenos que enfrenta la humanidad.

Ricardo Bucio, de la Segob, indicó que el trabajo de prevención y atención es fundamental para erradicar el contexto de violencia en que viven hoy los niños y se pronunció en contra del “chanclazo o nalgada a tiempo” en los hogares, cuya conducta asocia a los infantes con la violencia, quienes la asimilan como un principio natural y hasta positivo.

Agregó que el contexto de violencia de Guerrero es histórico, con efectos más adversos en los niños, niñas y adolescentes, donde “es más complicado cambiar la tendencia” porque hasta cierto punto se considera “normal, positiva y como método de enseñanza y educación”.

“Cuando hablamos de la nalgada a tiempo, nunca se habla como una cuestión que contradice el mensaje de amor y violencia, siempre la vemos como un elemento auxiliar de la educación”, lo cual debe erradicarse por completo, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *