“Por un capricho”, niños reciben clases afuera de una primaria en Tixtla

/ 265

Tixtla Gro; a 03 de septiembre del 2019.- “Por un capricho” de padres y maestros del turno matutino de la primaria Ignacio Manuel Altamirano (IMA), los alumnos del turno vespertino de ese plantel han iniciado el ciclo escolar 2019-2020 recibiendo clases afuera del inmueble, en plena plaza cívica de Tixtla. Desde el pasado viernes les cerraron la puerta principal de la escuela con cadenas y candado.

“La verdad conflicto, creemos nosotros que no lo es, más bien es un capricho de los maestros y algunos padres del turno matutino, ya que ellos nos acusan de que no los ayudamos a la construcción de la escuela y por esa misma situación se están aprovechando en culparnos de muchas cosas, que obviamente son falsas, no tienen sentido y hemos pedido que muestren las pruebas para que si es verdad lo que dicen, pues con gusto, a lo mejor yo como director y mis compañeros maestros nos hacemos a un lado”, dijo el director del turno vespertino de la primaria Ignacio Manuel Altamirano, Víctor Hugo Valle Vargas.

Comentó que “mientras eso no sea, nosotros lo que estamos solicitando, es que la autoridad educativa estatal, haga lo que tenga que hacer”.

Señaló que cuando la escuela fue cerrada por los padres y maestros del turno matutino, solicitaron la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores y de las autoridades de la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG), porque se está afectando la educación de los niños.

Consideró que “es inhumano, es una falta de respeto, es una discriminación directa hacia la niñez guerrerense, hacia la niñez tixtleca. Cómo es posible que, entrando el ciclo escolar con la nueva reforma educativa, que en este caso es la Nueva Escuela Mexicana, en donde nuestro presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador), ha dicho que tiene que ser una educación inclusiva, universal y que debemos de evitar este tipo de actos, se esté dando eso”.

Agregó que “más allá de que ellos piensen, me refiero a los del turno matutino, que está siendo un ataque directo a los maestros, no lo es, es un ataque directo a los derechos de los niños”.

Desde el pasado viernes, los padres y maestros del turno matutino procedieron a cerrar definitivamente la puerta principal con cadenas y candado y por la mañana “entran por la parte posterior, por la calle Ayuntamiento, ahí hay otra puerta y ellos por ahí entran”, denunció el profesor del turno vespertino, Gregorio Cortés Rojas.

Este plantel fue reconstruido e inaugurado para beneficio de ambos turnos el pasado 10 de julio por el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien lo consideró como “la escuela más bonita de todo el estado” que dignificaría a quienes ahí estudian y trabajan.

En esta escuela fueron invertidos 34.3 millones de pesos, misma que cuenta con tres edificios de dos niveles con 22 aulas equipadas, dos direcciones (una para el turno matutino y otra para el vespertino), área administrativa, taller de cómputo, de servicio médico, sanitarios, plaza, andadores, asta bandera, acceso, barda perimetral, muros de contención, aires acondicionados, redes hidráulica y eléctrica, alumbrado interior y exterior, subestación eléctrica, dos cisternas, áreas de jardinería, cancha de basquetbol.

Hoy los niños del turno vespertino, unos 65, reciben clases debajo de los árboles y otros, en pleno rayo del sol, quienes por la mañana realizan labores para ayudar a sus papás tirando basura, en la limpieza del hogar, cuidando a sus hermanos, en panaderías, vendiendo dulces.

Cinthia Yanet Venegas Cortés, madre de un niño que acude a clases a esta escuela en el turno vespertino, dijo que le da tristeza cómo su pequeño está siendo tratado en el plantel, pero, además, por el riesgo que corre por la inseguridad.

“Me da un poco de tristeza porque quisiéramos estudiar en la mera escuela”, dijo el pequeño David, estudiante del turno vespertino, quien agregó que acude a clases por la tarde porque le ayuda a su mamá en las labores de su casa.

Emanuel, otro pequeño estudiante de este plantel del tuno vespertino, comentó que “nos sentimos mal porque no nos dejan entrar a la escuela”, y refirió que por la mañana trabaja en una panadería.

Por este caso, la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG), interpuso una denuncia penal por motín y sabotaje contra el Comité de Padres de Familia y a la directora del turno matutito, Heidy Molina Bello.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts