Ombudsman estatal: “Sin distinciones, todos y todas somos iguales ante la ley”

/ 433

Chilpancingo, Gro. 17 de Mayo del 2017. – “Sin distinciones, todos y todas somos iguales ante la ley y no se debe distinguir a nadie por su sexualidad para tener acceso a la justicia”, reafirmó Ramón Navarrete Magdaleno, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero.

El ombudsman estatal participó como orador e invitado de honor en el evento conmemorativo por el Día Internacional Contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género, el cual fue organizado por la dirección de Diversidad Sexual del ayuntamiento de Chilpancingo, la cual encabeza el profesor Orlando Pastor Santos.

Durante su intervención, Navarrete Magdaleno reconoció la lucha que la comunidad LGBTTTI ha llevado desde hace décadas para ser reconocida y aceptada por la sociedad y lograr la igualdad de derechos.

“Es una de las luchas que más se sienten, que más empujan buscando ese espacio en la sociedad, ese espacio que de por si es suyo, ese espacio que les pertenece. Es una lucha que busca el respeto a la diversidad, el respeto entre todos nosotros como seres humanos”, expresó al inicio de su discurso.

Destacó que “la sexualidad no se escoge” y por lo tanto “no se puede obligar a alguien a cambiarla”.

Por ello, señaló que la primera lucha que enfrentan las personas LGBTTTI es lograr la aceptación de la familia.

Después, dijo, tienen que “sacar apoyo y fortaleza para salir a la calle y expresarse como realmente son, como la naturaleza los ha definido”.

El ombudsman estatal aseveró que toda la sociedad debe sumarse a esa lucha que enfrentan a diario los integrantes de la comunidad LGBTTTI, para lograr su total reconocimiento y aceptación social.

“Tenemos que aglutinarnos como un solo ente para lograr que a nadie se le distinga por su sexualidad para tener acceso a los derechos que marca la Constitución y a la justicia por la que tanto hemos luchado en Guerrero”, aseveró.

En ese sentido, Navarrete Magdaleno se refirió a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual asienta en su artículo primero que todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la Carta Magna y en los tratados internacionales de los que México sea parte, así como de las garantías para su protección.

El mismo artículo prohíbe toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

“Todas y todos somos iguales y eso hay que hacérselo saber a la sociedad y principalmente a los servidores públicos”, sentenció el ombudsman estatal.

Aseveró que las autoridades no pueden ni deben distinguir el sexo o preferencia sexual de las personas para garantizarles el acceso a los beneficios sociales que el Estado está obligado a proporcionar, como educación y empleo.

Por ello, destacó que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero trabaja de manera permanente en coordinación con los grupos LGBTTTI de la entidad.

“Hemos estado siempre decididos en esta lucha. La Comisión de los Derechos Humanos siempre estará detrás de ella buscando el respeto, la igualdad y la justicia. (Los integrantes de la comunidad LGBTTTI) no son diferentes, somos todos iguales dentro de la sociedad y como tal debemos exigir el respeto a nuestros derechos humanos. Desde la Comisión vamos a seguir trabajando en favor de la diversidad sexual”, refrendó el presidente de esta institución.

Al término del evento, el ombudsman Ramón Navarrete Magdaleno recibió un reconocimiento por la labor que realiza al frente de esta institución, en defensa de la comunidad LGBTTTI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *