No se puede hablar de democracia si persiste discriminación a mujeres; Consejera del INE

/ 385

Chilpancingo, Gro. 30 de Enero del 2018. – El alto índice de “omisión e impunidad” en Guerrero “ha generado que crezca la violencia” hacia las mujeres, cuyo fenómeno contradice el sistema político democrático que presumen los partidos políticos partidos.

“Entre los hombres se están matando, pero también nos están matando”, dijo María Luisa Garfias Marín, consejera de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), en la sesión ordinaria de este martes.

Reprobó los 26 “feminicidios” registrados en lo que va del año e hizo un llamado a los representantes de partidos para que asuman su responsabilidad, pues aseguró que la solución del problema no sólo corresponde a los gobiernos.

En su participación en asuntos generales, la consejera dijo que la democracia se construye desde la casa. “No podemos encontrar a líderes políticos que hablan de democracia, pero que en casa son dictadores; no podemos construir un país con democracia si a las mujeres se nos sigue viendo como subordinadas, y no como iguales”, expuso.

Agregó: “No podemos construir un país democrático si a las mujeres se nos sigue considerando como objetos sexuales, como mercancías; la violencia hacia las mujeres es de todos los días”.

Consideró que si los partidos realmente están comprometidos con la violencia deben sumarse para frenarla y no justificarla por el hecho de que el mismo fenómeno se replique en otros estados y países.

Agregó que el tema no es ajeno a la elección del 1 de julio, pues justamente cada proceso electoral se realiza con el propósito de elegir a las autoridades que deberán encargarse de solucionar los problemas que lastiman a la sociedad, entre ellos el de la violencia contra las mujeres.

Expuso que la incidencia de crímenes contra las mujeres no debe agravarse y que la sociedad y los partidos políticos deben hacer su parte, porque también es su obligación y responsabilidad frenarla.

“Hay situaciones muy graves, como ocurrió en Taxco y Chilapa. No podemos permitirlo, sociedad y partidos debemos unirnos”, dijo en referencia de los crímenes de la nutrióloga Magdalena Aguilar Romero, y de Azucena Abarca Vargas, de 17 años.

La postura de Garfias Marín fue respaldada por los representantes del PRD, PRI y Partido Acción Nación, así como del presidente de la Junta Local, Dagoberto Santos Trigo.

El representante del PAN, Víctor Manuel Tepetate Hernández, propuso que a la Junta emitir una solicitud de información al gobernador Héctor Astudillo Flores para que informe los mecanismos que están implementando para garantizar la seguridad en este proceso electoral, que ayuden a “mitigar” los casos de homicidios.

En una segunda ronda la consejera agradeció el respaldo, pero les dijo que sólo son “representantes” y que los dirigentes de sus partidos, que mayoritariamente son hombres, deben emprender acciones concretas.

Por su parte, Dagoberto Santos dijo que es necesario reflexionar sobre cuántos cargos de alta responsabilidad ocupan las mujeres en el gobierno de Guerrero, porque mientras en otros países las mujeres participan en la toma de decisiones, aquí apenas se les toma en cuenta para que participen en elecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *