No hay condiciones para controlar a presos de alta peligrosidad: CDHEG

/ 390

Chilpancingo, Gro. 19 de Julio del 2017 (IRZA). – La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), consideró que desde hace al menos una década los penales de la entidad se han poblado más por delincuentes del orden federal, que del orden común.

Ramón Navarrete Magdaleno, presidente de ese organismo autónomo, dijo que eso dificulta la tarea real que tienen encomendados los sistemas penitenciarios de entregar a la sociedad a personas con capacitación para el trabajo, con una mentalidad distinta a la que tenían cuando entraron a reclusión, es decir, rehabilitadas.

“Se trataría de gente productiva que se incorpore a las tareas de la sociedad, como la cultura y la política, entre otras, o todo lo que una persona puede hacer en la sociedad y por la sociedad”, dijo.

Insistió en que tienen identificado que a partir de hace más de una década los penales del estado “empezaron a poblarse por delincuentes del orden federal”, a partir de la oleada de la delincuencia organizada.

Dijo que durante el combate a la delincuencia los penales se fueron llenando de sentenciados del orden federal, lo que complica porque “no tenemos en el estado un penal de carácter federal”.

Dijo que en los penales de Guerrero están recluido criminales de alta peligrosidad y que las cárceles no cuentan con las condiciones de seguridad para contener a delincuentes que están las 24 horas del día pensando en cómo van evadir la acción de la justicia”, señaló.

Navarrete Magdaleno señaló que esto es un problema complejo que se reproduce en Guerrero, que no es propio del estado, pero que se está generando sobre todo en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Acapulco, que es donde está el mayor número de internos del orden federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *