Hubo robos y descuido del equipo de bombeo en la laguna de Tixtla: Conagua

/ 318

Tixtla, Gro. 27 de Agosto del 2017. – El director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en el estado, Humberto Gastélum Espinoza, reveló que los cárcamos de agua en Tixtla sufrieron algunos robos menores debido al descuido y desuso que tuvieron en los últimos años.

Refirió que, con el mejoramiento de los dos cárcamos de agua en Tixtla, que tienen la función de desfogar la laguna de oxidación ubicada en ese poblado, se están realizando acciones preventivas para evitar una inundación como la que ahí se vivió en el 2013 por el paso de los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel”.

Destacó que actualmente no hay riesgo de que se presente alguna inundación de esta magnitud; sin embargo, por tratarse de fenómenos naturales, es difícil preverse.

“Ahorita estamos haciendo los trabajos para prevenir, estamos trabajando en el cáncamo norte y el sur ya lo corregimos, lo echamos a andar. Pero no estamos en una situación de emergencia sino de prevención, para corregir”, explicó.

Entrevistado al término de un acto encabezado por el gobernador Héctor Astudillo Flores, en donde se anunció la inversión de 85 millones de pesos para la rehabilitación de estos cárcamos, Gastélum Espinoza dijo que en los tubos de conducción hubo algunas fugas y cuando esta administración estatal llegó no había acumuladores.

Detalló que hubo “algunos pequeños” robos de baterías, candados, volantes, y debido al desuso y la intemperie, los acumuladores no funcionaron adecuadamente.

Destacó que, al no tener gran cantidad de agua en la laguna, estos cárcamos no se utilizaron “y tal vez hubo un pequeño descuido, pero no quiero señalar nombres”.

El funcionario estatal detalló que se invirtieron respectivamente 43 y 42 millones de pesos para el funcionamiento de los cárcamos sólo para este municipio, con la intención de mantener la laguna en los niveles aceptables de inundación.

Explicó que debido a que la laguna de Tixtla es una cuenca cerrada que no tiene salida o desfogue al mar, como las otras en el estado, es preciso echar andar estas bombas para evitar una inundación mayor.

Aseveró que en lo que va de esta temporada de lluvias se han presentado algunos encharcamientos en viviendas y tierras de cultivo; sin embargo, la gente que realiza siembra en esta zona federal tiene conocimiento de que es una laguna propensa a inundarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *