Guerrero se mantiene vivo

/ 264

“A pesar de las adversidades que la vida me ha dado, mi corazón sigue vivo”, dijo Conchita Nota, originaria del Ocotito. Tal frase fue hecha durante la entrega de cuartos adicionales y arranque del programa “Pintura en fachadas”, por parte del gobierno federal y estatal en Chilpancingo.

Durante este acto los titulares Gobernación y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del gobierno de la República refrendaron su compromiso con las familias de Guerrero.

Y es que la frase de Conchita se destaca precisamente en uno de los momentos más difíciles para la entidad en materia de seguridad, lo anterior fue expuesto a través del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), ya que sus indicadores informan que la mayoría de los habitantes de Chilpancingo tienen temor de ser víctimas de algún delito.

Ni la tormenta detuvo a Osorio Chong

En este contexto, el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong reiteró que trabajan a través de estrategias exactas

con acciones que se generen cambios verdaderos, enfatizó que los buenos resultados no sólo son buenas intenciones, “son acciones de gobierno contundentes contra la violencia”, expresó el hidalguense que llegó a la capital en medio de una tormenta climatológica, lo que obligó que llegará minutos más tarde al evento oficial.

Los beneficiarios, en su mayoría mujeres no dejaban de vitorear porras dedicadas a quien se ha vuelto uno de los personajes distinguidos en la entidad y cómo no si hoy ni la tormenta lo detuvo para llegar y refrendar el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto.

Rosario Robles, la camarada

En las tierras surianas, la titular de la SEDATU fue recibida con gran afecto, familias completas reconocían la gestión que ha mantenido para que vivan dignamente.

Fue reconocida por beneficiarios y autoridades.

La “camarada”, como fue llamada, en su mensaje reconoció el trabajo y respaldo del gobernador, Héctor Astudillo Flores y de su esposa Mercedes Calvo para reducir el hacinamiento en cada rincón de Guerrero.

Poco a poco, la frase de Conchita tomaba más fuerza, ya que, a pesar de los datos duros sobre seguridad, no se han parado las acciones de gobierno destinados a los grupos vulnerables.

En busca de la paz

A pesar de la lluvia el evento se desarrolló favorablemente, los representantes del gobierno de la República, como ya es costumbre convivieron con los asistentes al evento, selfies se veían por todos lados. Saludos fraternos y de cordialidad. Una imagen de calma y paz.

No faltaron incluso las bromas hacia Pepe Armenta, delegado de la Sedatu, a quien lo pusieron en el menú para elegir entre una casa o él.  Así de pronto se escucharon carcajadas y bromas de picardía hacia el delegado “guapo”. Y es que así son los guerrerenses, como Conchita, que, a pesar de haber vivido momentos difíciles, se mantienen con esperanza. Así es en Guerrero, no obstante, la crisis que enfrenta se reconstruye y sigue vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *