Gobernador de Guerrero y la presidenta del DIF supervisan el funcionamiento de los albergues y comedores comunitarios en la región Norte

/ 184

*Constata daños por el sismo de 7.1 en Copalillo, Atenango del Río y Taxco de Alarcón

*Exhorta a la población a prevenirse ante la posibilidad de más lluvias

Septiembre del 2017

Continuando con la supervisión de daños, y la atención que se les brinda a la población afectada por el reciente sismo de 7.1, el mandatario guerrerense Héctor Astudillo Flores y la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo, en el que constataron el funcionamiento de los albergues y comedores comunitarios de Copalillo, Atenango del Río y Taxco de Alarcón.

Durante el recorrido, el titular del Poder Ejecutivo de Guerrero giro las instrucciones pertinentes para atender y apoyar a damnificados, así como escucho a las autoridades municipales y la población, quienes reconocieron la voluntad y respuesta del gobierno que encabeza Astudillo Flores.

El primer municipio que se visitó fue Copalillo donde junto a alcalde, en las. Instalaciones del Ayuntamiento de se hizo una evaluación de los daños ocasionados por el sismo, y posteriormente revisaron la estructura de la Escuela Primaria Bilingüe “Ignacio Manuel Altamirano”, y en un mensaje a la población les informo las acciones que se están implementando en la contingencia por el sismo.

Asimismo, siguiendo con el recuento de daños fue Atenango del Río considerado el lugar que recibió mayores afectaciones en esta entidad, donde se recorrió junto al director de Igife, las escuelas para verificar su estado, además se constató el trabajo de la maquinaria en la remoción de escombros. En ese lugar, personal de SEDENA, DIF Guerrero, Salud y SSPGro atenderán a la población con sus brigadas de apoyo, nombrando al subsecretario Tulio Pérez Calvo como el que coordinará la ayuda en ese municipio.

Otros de los puntos inspeccionados por Astudillo Flores y su esposa Mercedes Calvo fue la colonia Casallas, en Taxco de Alarcón que presenta daños, lugar donde el mandatario guerrerense señaló que, durante la evaluación de daños y la supervisión de la zona afectada por el sismo, se tienen más de 400 casas afectadas entre Huitzuco, Copalillo, Atenango, y Taxco donde, mencionándoles la importancia de cuidar a sus familias, recalcándoles su solidaridad ante su situación, ya que la. construcción de sus viviendas en esas zonas, fue aspirando legítimamente a tener un patrimonio, pero las circunstancias las han convertido en riesgosas por el aumento de los temblores, indicando que con la participación de la Sedena, lo primero que se tiene que hacer es una evaluación y un censo de las casas, para ir determinado de qué manera se ayuda mencionando que se encontraron algunas casas en las se tiene que trabajar para evitar algún riesgo con otro temblor o con las lluvias, y anuncio que se quedaría una comisión de su gabinete, para que sigan trabajando, exhortando a la población a cuidarse, evitar zonas de altos riesgo y salvaguardar la integridad principalmente de niños, y adultos mayores.

Asimismo, les hizo un llamado ya que en Guerrero se acerca una depresión tropical, por lo que exhortó a la población en general a prevenirse para evitar otros problemas “el presidente tiene todo el apoyo de nosotros, no se me desanimen estamos en una emergencia nacional y el primero que no se debe desanimar es su servidor, pero también ustedes deben escuchar al gobernador, son tiempos de mucha fortaleza, son tiempos de mucha firmeza yo les pido que nos mantengamos en esa ruta”.

Por último refirió, que aunque las cosas no están siendo fáciles, dijo “todavía se concentra en atender a los afectados por el sismo anterior y por el Huracán “Max” en la Costa Chica”, y prevenir otras incidencias con lluvias que se están presentado en la zona, se trabaja junto a el Consejo de Protección Civil, “entre todos tenemos que darnos ánimos para enfrentar este problema, que es lo que tenemos que hacer con ustedes hay que buscar alguna alternativa, pero por lo pronto hay que estar en el albergue”.