Evencio: la Montaña está jodida por lucradores sociales como Abel Barrera, el de Tlachinollan

/ 468

Texto y Foto Cortesía: Baltazar Jiménez Rosales

Acapulco, Gro. 10 de Febrero del 2017. – La región de la Montaña no ha podido crecer, sigue igual de jodida, por la presencia de los líderes sociales que se han dedicado a lucrar desde hace décadas con la pobreza en que viven los indígenas, pues su “modus vivendi” es presionar al gobierno mediante movilizaciones de protesta para después estirar la mano para pedir dinero o en caso contrario solicitar apoyos que después ellos distribuyen.




En esos términos se expresó el coordinador de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo, tras enterarse que el dirigente del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, Abel Barrera Hernández, se reunió con el gobernador Astudillo para pedirle maíz, arroz, frijol y sal supuestamente para distribuirlo posteriormente en esa región.

Al respecto, el también ex diputado local señaló que eso es lo que siempre ha hecho Abel Barrera: presionar a las autoridades gubernamentales con movilizaciones, como lo hizo dos días consecutivos en Tlapa utilizando al Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña, para después estirar la mano, “y cuando se les acaba el dinero regresan y hacen lo mismo.

“Lamentablemente —puntualizó— la región de La Montaña ha sido botín político de muchos lucradores sociales que ya deben irse a la chin…..”, porque lo único que han hecho es aumentar los niveles de pobreza, ya que el grueso de los apoyos gubernamentales que reciben no llegan a quienes en verdad los necesitan”.

Al respecto, Evencio Romero enfatizó: “me preocupa que el dirigente del organismo no gubernamental de derechos humanos, Abel Barrera, haya venido a pedirle al gobierno del estado maíz, arroz, fríjol y sal para la gente de La Montaña”.

Lo que debería de hacer, resaltó, es buscar alternativas de desarrollo en la región de la Montaña, es decir, enseñarle a pescar a la gente y no entregarle el pescado, “tomando en cuenta que la gente de La Montaña sabe producir mamey y la palma para tejer, pero pueden tener otro tipo de productos”.

En este sentido, puso como ejemplo lo que la propia Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos hizo en Acatepec, a cuyos habitantes les gestionó el financiamiento de proyectos productivos y en estos momentos ellos mismos generan sus productos, pueden comercializarlos y viven de eso, y tiene más de cinco años que esa comunidad no ha expulsado población para irse a trabajar a los campos del norte del país porque ya tienen qué comer”.

Sobre los apoyos que pidió Abel Barrera al gobierno del estado el miércoles de esta semana, Evencio Romero no descartó que el maíz, fríjol, arroz y otros alimentos que el gobierno le entregue sea vendido por algunos líderes, “con lo que habrá un negocio redondo: el gobierno regala y los lucradores venden”.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *