El PRD será protagonista y competitivo en el 2021: Evodio Velázquez

Evodio Velázquez mencionó que su partido esta dando muestra de unidad durante el tiempo más critico por el que atraviesa el país y el estado de manera particular por el tema de la crisis económica que se derivó de la pandemia por el Covid-19.

Acapulco Gro; a 25 de octubre del 2020.- El dirigente del Frente Amplio Democrático Guerrerense (FADG), Evodio Velázquez Aguirre, aseguró que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), será protagonista y competitivo durante el proceso electoral del 2021.

Detalló como ejemplo de esta referencia la renovación de todos los comités municipales del partido, los cuales dijo, se están llevando a cabo de manera organizada y sobre todo de común acuerdo entre todas las corrientes que confluyen hacia su interior, por lo que estarán listos para dar la batalla electoral en los siguientes meses.

 

En declaraciones que ofreció al termino del acto protocolario donde se eligió a Bulmaro Cabrera, como nuevo presidente del Comité Municipal del PRD, Evodio Velázquez mencionó que su partido esta dando muestra de unidad durante el tiempo más critico por el que atraviesa el país y el estado de manera particular por el tema de la crisis económica que se derivó de la pandemia por el Covid-19.

“Ante esta circunstancia, el PRD esta mostrando que tiene propuestas, que tiene unidad y que tiene estructura con casi 200 mil militantes que han refrendado su confianza en este partido”, dijo.

Sobre la encuesta que se aplicó el fin de semana para determinar quien será el candidato del PRD al gobierno de Guerrero, Velázquez Aguirre se dijo tranquilo y confiando en obtener un resultado favorable, aunque se reservó mayores comentarios sobre dicho proceso, al tiempo de asegurar que esperara pacientemente a que los órganos encargados de realizar ese proceso den a conocer el resultado oficial de la encuesta.

El dirigente del FADG criticó a quienes, en lugar de ayudar a la ciudadanía más vulnerable por la pandemia, hayan preferido invertir millones de pesos en una campaña para promover la imagen de alguien que aspirar a competir por un cargo de elección popular, lo cual además de ilógico es violatorio de la ley electoral.