Docentes de 60 escuelas de Totolapan no darán clases hasta que detengan a “El Tequilero”, afirman

/ 545

*El paro magisterial lleva ya casi mes y medio

San Miguel Totolapan, Gro. 21 de Febrero del 2017 (IRZA). – A pesar de que este martes se desplegó un operativo de seguridad en este municipio de la Tierra Caliente, profesores de unas sesenta escuelas que se mantienen en paro desde hace un mes afirmaron que no van a regresar a clases hasta que se detenga y procese penalmente a Raybel Jacobo de Almonte, “El Tequilero”, así como a sus cómplices de la banda de secuestradores y homicidas que opera en este lugar.




Este martes, los integrantes del Movimiento por La Paz en este municipio, sostuvieron una reunión acompañando a profesores que se encuentran en paro desde el 12 de enero pasado ante la incesante ola de secuestros y asesinatos cometidos por “El Tequilero” y su banda de delincuentes.

El encuentro se celebró en la cancha de basquetbol de la secundaria técnica 38 de esta cabecera municipal, hasta donde llegaron en helicóptero el secretario de Educación, José Luis González de la Vega; de Seguridad, Pedro Almazán Cervantes; el presidente de la Comisión Estatal de Defensa de Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno, y el vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia.

Ahí en las instalaciones educativas los esperaban maestros e integrantes del Movimiento por la paz, el alcalde perredista, Juan Mendoza Acosta; y el comandante especial de la policía ministeriales Iguala y Tierra Caliente, Raúl Güereca Valenzuela.

Ahí se anunció que a través de un operativo especial de seguridad se busca dar protección a las escuelas, a alumnos, profesores y público en general, por lo que se contempla desplegar 15 grupos operativos con 75 policías estatales, 250 efectivos militares que realizarán recorridos de vigilancia en las comunidades del municipio y en las escuelas donde se han registrado decenas de secuestros por la banda de “El Tequilero”.

En respuesta a ese operativo y a nombre de los maestros en paro y del Movimiento por la paz, el ingeniero Isauro de la Paz Duque fijo una postura que consiste en la negativa de los maestros para regresar a clases hasta que se cumpla la condición que fijaron.

El mismo De la Paz Duque fue secuestrado el 12 de diciembre del año pasado, lo que provocó el surgimiento de ese Movimiento por la paz, cuyos integrantes detuvieron y retuvieron a la mamá de Jacobo de Almonte para que se lograra, a su vez, su liberación.

El ingeniero dijo que después de ser secuestrado “se llena uno de coraje porque las oportunidades se cierran. Una semana después de mi liberación interpuse la denuncia penal y veo que no ha caminado, eso me da tristeza y me da coraje”.

Dijo que una de las retenidas por el Movimiento por la paz, una regidora del Ayuntamiento de Totolapan, también interpuso su denuncia “en contra de nosotros” y esa denuncia sí ha prosperado, “ahora resulta que nosotros somos los delincuentes, que vamos a ser encarcelados, que mi mujer es una delincuente, mi denuncia no camina en la Fiscalía General del Estado. La regidora aceptó que es media hermana de unos sicarios de Él Tequilero”.

Recordó además que a un sicario identificado como “El Jalapo” le encontraron una lista de 32 personas a las que iban a secuestrar, “nosotros pedimos que aprehendan a esos quince sujetos que están identificados como cómplices del Tequilero”.

De la Paz Duque afirmó que cuando las autoridades cumplan con esas detenciones, “nosotros disolvemos este movimiento, este no es nuestro trabajo, lo que hicimos es darnos seguridad, hay batallones de militares que hace su trabajo, otros que no, hay órdenes de aprehensión y no se han ejecutado”.

Aceptó que “El Tequilero”, “me dijo que me iba a morir, sí me voy a morir, pero no es ahorita ni la forma, lo único que pedimos es que los detengan, que se aplique la justicia”.

Enseguida dio lectura a un comunicado a nombre del Movimiento en donde sostiene que “el operativo y personal militar no ha garantizado la seguridad y vida de la población; la banda de los Tequileros, Raybel Jacobo de Almonte y el diputado local, Saúl Beltrán Orozco, representan una verdadera amenaza para la sociedad, por lo que es urgente su detención, porque sólo capturados y sujetos a proceso, el magisterio de todos los niveles reactivará su labor”.

“Los profesores de todos los niveles educativos, comerciantes, campesinos, transportistas, tablajeros, estudiantes, la población en general, estamos en grave peligro por la inoperancia de los órganos legalmente constituidos para la procuración de la justicia y la red de complicidades que cobija a la delincuencia organizada ha dejado desprotegida a la población”, aseveraron en el documento.

Subrayaron en ese posicionamiento que exigen al gobierno estatal “deje de simular y detenga de una vez por todas a todos los tequileros y que se haga cumplir la ley”.

Señalaron que, de lo contrario, “los centros de trabajo de educación permanecerán cerrados en prejuicio de toda la población y el único responsable de ese daño es el gobierno estatal y federal, así como los secretarios de Educación de los dos niveles de Gobierno, por no prestar atención al problema de inseguridad en este municipio”.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *