Desplazados de Apaxtla por la violencia, piden predios para rehacer su vida

/ 1180

*Piden la intervención de Coddehum para que se les asigne un predio para vivir; aseguran que no regresarán a su comunidad

Por: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 27 de Febrero del 2018. – Habitantes del poblado de San Felipe del Ocote, en Apaxtla, luego de ataques de la delincuencia organizada, piden la intervención de las autoridades del Estado y la Federación para regresar a recoger algunas de sus pertenencias, ganado y cosecha.

Este martes, una comisión de las más de 500 personas desplazadas acudió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Chilpancingo, para pedir la intervención de este organismo porque a casi dos meses de que huyeron de su pueblo, no tienen un lugar digno para vivir.

Actualmente hay más de 300 personas que permanecen refugiados en las instalaciones del DIF municipal, luego de que unas 200 decidieron irse a vivir con familiares en Apaxtla, Teloloapan o Iguala, o incluso reiniciar por cuenta propia su vida en otras ciudades o estados.

Las familias que decidieron continuar en el albergue lo hacen con la esperanza de recibir un terreno que les prometió el gobierno municipal para que puedan levantar nuevas casas y fundar una colonia en la cabecera municipal.

Sin embargo, los trámites para la adquisición del predio se han complicado ante el abandono del Gobierno del Estado, por lo que en la Comisión de Derechos Humanos pidieron la intervención pronta de la Secretaría General de Gobierno, para que se pueda obtener el lugar donde habrán de instalarse.

Los pobladores de San Felipe dejaron en claro una vez más que no piensan volver a su pueblo luego sé que el 04 y 05 de enero fueran atacados por una célula del grupo delictivo conocido como La Familia Michoacana.

Explicaron que si bien, recibieron apoyo casi de inmediato por parte del Ejército Mexicano y las autoridades municipales y estatales, a dos meses del hecho solo han recibido ayuda para mantenerlos en el refugio, pero no se resuelve la situación del terreno para asentarse de forma definitiva, que es lo que realmente les urge.

Dijeron que sacaron del pueblo algunas de sus pertenencias en una semana que tuvieron acompañamiento de militares, pero ahora no los ha querido acompañar ninguna corporación de seguridad para que saquen lo que resta, entre otras cosas, al menos 32 cabezas de ganado que tienen el riesgo de morir, y sus cosechas de maíz. 

Y es que el presidente municipal de Apaxtla les dice que no puede ordenar a los policías o militares porque no están bajo su mando, y tendría que haber una orden de sus cuarteles centrales, pero del 12 de enero a la fecha ya no ha querido subir el gobierno.

Sin embargo, un grupo de militares resguardó en días pasados al alcalde Salvador Martínez Villalobos, luego de que fuera encontrada la máquina con la que se estaba rastreando el camino hacia San Felipe, por lo que él si pudo recuperar la unidad. 

Explicaron que la máquina fue hallada en un barranco del poblado de San Pedro, de donde también huyó la gente porque está cercano a San Felipe.

Cabe mencionar que el operador de dicha máquina continúa en calidad de desaparecido, tras ser privado de su libertad por el grupo criminal que advirtió que no querían que se rastreara el camino hacia San Felipe, situación que generó el éxodo masivo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *