Derechos de policías acuartelados no han sido violados: Ramón Navarrete

/ 389

Chilpancingo, Gro. 22 de Enero del 2018. – Los derechos humanos de los policías municipales sujetos a investigación por el caso de la desaparición de siete jóvenes en Chilpancingo a finales del mes de diciembre pasado, no han sido violentados y el caso “está siguiendo los cauces legales, como establece el Sistema Jurídico Mexicano”, aseguró el ombudsman de Guerrero, Ramón Navarrete Magdaleno.

Este lunes, después de que familiares de los policías y agentes de Tránsito acuartelados, exigieron la intervención de Ramón Navarrete durante una protesta a las afueras de las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero, ubicadas sobre la avenida Juárez de esta capital, porque dijeron que sus derechos estaban siendo vulnerados, el ombudsman acudió a las oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Ramón Navarrete conversó con los agentes separados de sus funciones y observó las condiciones en las que encuentran.

En entrevista, Ramón Navarrete dijo que los policías y agentes de Tránsito le comunicaron que durante la investigación no han sido hostigados, están percibiendo puntualmente sus salarios y prestaciones, además de que les permiten salir a sus casas en sus días de descanso y se reincorporan al cuartel en sus días laborales.

Navarrete Magdaleno aseguró que ningún elemento se encuentra privado de su libertad, lo que ocurre es que los efectivos están impedidos de salir a trabajar “por la razón que ya es pública, pero las cosas están bien”, no han sido vulnerados sus derechos humanos ni laborales.

Dijo que “para quienes están en proceso derivado de los asuntos relacionados con la desaparición, el debido proceso tiene que hacerse valer, que sea juzgado como lo marca la ley y que tenga el derecho a defenderse también”.

Mencionó que a partir de que conocieron los hechos iniciaron una indagatoria y, que la semana pasada la Comisión Nacional de Derechos Humanos les comunicó que atraerían el caso por tratarse de un asunto que trasciende las fronteras del estado, tal y como lo establece la ley, por lo que el viernes remitieron el expediente que guarda la investigación por la probable participación de elementos de la Policía Preventiva de Chilpancingo en la desaparición forzada de siete jóvenes.

Los familiares de los policías y agentes de Tránsito acuartelados por las investigaciones que se siguen por parte de la Fiscalía General del Estado tras la desaparición de siete jóvenes en la capital acusaron que sus hijos y en algunos casos los nietos de éstos, están sufriendo de Bullying en las escuelas donde estudian por parte de sus compañeros.

De los siete jóvenes desaparecidos a finales de diciembre de 2017, dos aparecieron ejecutados en Tierras Prietas la noche del 3 de enero pasado (Jorge y Marco), tres más que aparecieron vivos pero golpeados y después detenidos por la Policía Ministerial y dos más no han sido encontrados, de nombres Efraín Patrón Ramos, de 25 años y Abel Aguilar García, de 18 años.