Agremiados al SNTE no paran labores por inseguridad, dialogan, dice su líder

/ 290

Chilpancingo, Gro. 27 de Octubre del 2017. – El secretario general de la Sección 14 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Javier San Martín Jaramillo, sostuvo que el magisterio institucional resuelve a través del diálogo con las autoridades las denuncias de maestros que se ven afectados por la inseguridad en la región de la Montaña y no a través del paro de labores.

Con lo anterior deslindó al magisterio afiliado al SNTE del paro de labores por la inseguridad que lleva un mes en escuelas de las poblaciones de Chilapa, Zitlala y Ahuacuotzingo, correspondientes a la Montaña baja.

“Como organización sindical nosotros siempre apostamos al diálogo, a la buena negociación con la Secretaría de Educación en Guerrero; hemos estado atendiendo todas las necesidades que tienen los trabajadores de la educación y para nosotros es importante decir que el trabajo se va realizando de manera favorable en cada una de las regiones”, aseguró al ser entrevistado al término del acto cívico de izamiento de bandera por la Erección del Estado que encabezó el gobernador Héctor Astudillo Flores, en la explanada del Palacio de Gobierno.

El representante sindical aseguró que, en el movimiento iniciado por el magisterio disidente, además de profesores, también hay padres de familia y reiteró que los casos de los maestros institucionales, ya sea por esa situación de la inseguridad u otra, lo resuelven a través del diálogo.

Aclaró que la Sección 14 del SNTE, tiene una comisión de asuntos laborales que está llevando los casos de cambios, mismos que aceptó que algunos se deben a la inseguridad.

“Lo que nos llegue como organización sindical, que nos compete trabajarlo, lo hacemos buscar solución-, lo que no llega a nosotros es respetable de cualquier expresión, ideología a la que pertenezcan, a veces, repito, se involucran padres de familia, pero lo que nos compete a nosotros es llevar los expedientes con mucha precisión”, añadió.

En Chilapa, Zitlala y Ahuacuotzingo, hace un mes los maestros de todos los niveles, incluidas las representaciones administrativas de la Secretaría de Educación de Guerrero, acordaron parar labores debido a las constantes amenazas y situaciones de inseguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *