A cerrar filas, convoca Héctor Astudillo a la burocracia del estado

/ 330

Chilpancingo, Gro. 15 de Enero del 2018. – El gobernador Héctor Astudillo Flores exhortó a los poderes Legislativo y Judicial y a funcionarios y trabajadores del Ejecutivo, a cerrar filas por el bien de Guerrero, tras reconocer que este 2018 “inició con complejidades”.

Acompañado por su esposa Mercedes Calvo Elizundia, Astudillo encabezó este lunes el primer homenaje cívico al Lábaro Patrio en la explanada “Vicente Guerrero” del Palacio de Gobierno.

En su mensaje, el gobernador reconoció que este año “ha iniciado intenso, con complejidades”, pero también con una “gran presencia turística en Acapulco, Zihuatanejo y Taxco”.

Recordó que en diciembre del 2017 y enero de este año se ha registrado “la mejor temporada en los últimos años”, lo cual ha sido confirmado por los prestadores de servicios turísticos.

“Estoy convencido de que, con trabajo, dedicación y atención, este estado tiene que seguir adelante”, dijo, y ratificó su compromiso de seguir trabajando por los guerrerenses, viendo siempre por toda la gente y en la “ruta de la legalidad”.

Ante el diputado Eduardo Cueva Ruiz, presidente del Congreso local, y del magistrado Alberto López Celis, presidente del Tribunal Superior de Justicia, Astudillo Flores lanzó: “Los exhorto a que todos cerremos filas por el bien de Guerrero”.

A nombre suyo y de su familia, así como de la administración estatal, saludó y expresó sus mejores deseos para los trabajadores del sector central encabezado por el secretario general del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), David Martínez Mastache.

Celebró que al cierre del 2017 su gobierno cumplió con sus responsabilidades financieras, sobre todo en el pago de prestaciones.

En entrevista, Astudillo Flores dijo que los representantes de la ONU no lo han buscado, no han hecho contacto con él o con representantes de su gobierno respecto a los hechos ocurridos en la comunidad de La Concepción, municipio de Acapulco, donde a inicios de la semana pasada 11 personas murieron a balazos.

“No agarro bando, todo lo que se pueda aportar lo haremos con gusto. Es un acontecimiento que nadie deseó, que nadie está contento de que haya sucedido y hay que aclararlo”, indicó.

Agregó: “Nosotros hemos manifestado una posición pública de que estamos a sus órdenes (de la ONU) y ojalá que exista posibilidad de dar la información que ellos nos puedan pedir”, y reiteró que el caso debe investigarse y escuchar a todas las partes involucradas.