Pedirá el PRI más seguridad para sus candidatos: Manuel Saavedra

/ 314

Chilpancingo, Gro. 09 de Mayo del 2018. – El representante del PRI ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Manuel Saavedra Chávez, condenó el crimen de Abel Montúfar Mendoza, candidato de ese partido a diputado local por el distrito 17, con cabecera en Coyuca de Catalán.

Este miércoles, durante la sesión del Consejo General del IEPC, el representante priista manifestó su “profunda indignación”, por lo que demandó a las autoridades del gobierno estatal el pronto esclarecimiento de ese crimen.

Anunció que por este homicidio la dirigencia estatal del PRI recurrirá a la Mesa por la Seguridad Electoral que instaló hace un mes el gobernador Héctor Astudillo Flores, para “blindar” el proceso hasta donde sea posible.

“Son situaciones que no deseamos para nosotros y para nadie; sin embargo, se están presentando y tenemos que hacer frente a esta situación”, comentó Saavedra Chávez, quien precisó que hasta el momento no han recibido alertas de otros candidatos, y reconoció que la región Tierra Caliente sí es una zona de alto riesgo

Advirtió que esos actos de violencia “enrarecen el proceso electoral en Guerrero”, y señaló que es necesario esclarecer el crimen para darle certeza al desarrollo del proceso electoral.

Sobre la sustitución del extinto candidato, el representante priista informó que esperarán a que transcurra el duelo y los funerales para que el Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI tome una decisión al respecto.

Dijo que no hay fecha para realizar el cambio del candidato, pues dependerá del consenso entre la dirigencia y líderes políticos del citado distrito, aunque admitió que sí hay prisa porque la campaña ya está en curso.

Cabe recordar que Montúfar Mendoza, alcalde con licencia de Coyuca de Catalán, apareció sin vida la tarde del martes en el interior de su camioneta, la cual fue localizada en el céntrico bulevar Coyuca-Ciudad Altamirano.

El 29 de abril, al iniciar campaña, alertó amenazas de muerte: “Hoy, me empezaron a amenazar a mi gente, que no vinieran, que, porque su amigo Abel iba a ser muerto, y sí soy muerto, pero en la lucha”, dijo en su primer mensaje.

Pero el representante priista dijo -a título personal- que no estaba enterado sobre esas presuntas amenazas y que ignora si en su momento lo platicó con el dirigente del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez.

Lo que sabe es que sí contaba con equipo de seguridad que permanecía con él desde su función como alcalde de Coyuca de Catalán, e informó que hoy mismo sostendrían una reunión con la dirigencia estatal del PRI, para analizar “riesgos”.

(www.agenciairza.com)

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *