Recomienda IMSS Guerrero manejo higiénico de pescados y mariscos en cuaresma

    Padecimientos gastrointestinales se generan por consumir estos productos en mal estado.

    Anuncio

    + Su consumo debe ser el adecuado en nuestra dieta, verificar “El Plato del bien comer”

    Acapulco Gro; a 02 de marzo del 2022.- Al comenzar la temporada de cuaresma, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero, pidió a la población no descuidar la higiene en el consumo de alimentos del mar, debido a que las altas temperaturas generan una descomposición rápida de estos.

    Personal médico de la Coordinación Auxiliar de Atención Médica en Primer Nivel resaltó que las enfermedades gastrointestinales pueden incrementarse hasta 30% por el aumento del calor, principalmente en las zonas costeras donde el consumo de productos como pescados, camarones, callo de hacha, ostiones, pulpo, almeja, entre otros, es abundante.

    Este dos de marzo comienza la temporada de Cuaresma y con ella el consumo abundante de estos productos, por lo que para evitar posibles malestares gastrointestinales se recomienda:

    + Su consumo preferentemente fresco, es decir, consumirlos inmediatamente después de su preparación

    + La preparación de estos debe ser higiénica y evitar que hayan estado mucho tiempo congelados

    El calor intenso desarrolla una rápida descomposición de los mismos, motivo por lo que se considera importante seguir las recomendaciones preventivas para evitar los padecimientos gastrointestinales.

    Algunos síntomas que podemos registrar cuando ya consumimos los pescados y mariscos en mal estado son principalmente: náuseas, vómito, espasmos, diarreas y fiebre. Se indicó que las personas necesariamente tienen que guardar reposo y genera deshidratación.

    Se destacó que, para un consumo adecuado de los productos de mar, podemos recurrir al Plato del Bien comer, donde nos indica la cantidad exacta para nuestro consumo diario de los diversos grupos alimenticios.

    En los módulos PrevenIMSS se otorga una información más detallada y se puede acudir, no sólo en este periodo de cuaresma, sino de forma permanente para recibir orientación sobre cómo mejorar los hábitos alimenticios.