Segalmex incurre en prácticas monopólicas con el maíz, advierte el diputado Bernardo Ortega Jiménez

Hizo un llamado a las autoridades, en especial a SEGALMEX, “para que el maíz que se adquirió a través del Programa del Precio de Garantía se distribuya en Guerrero, a precios no mayores a los adquiridos.

Chilpancingo Gro; a 24 de febrero de 2021.- SEGALMEX incurre en prácticas monopólicas en la compra del maíz a precio de garantía, advirtió el diputado Bernardo Ortega Jiménez.

Al intervenir en la sesión de este miércoles en torno al incremento al precio de la tortilla y las condiciones que prevalecen en la industria de la masa y la tortilla, el legislador perredista refirió que esta situación ha sido denunciada en los últimos días por los productores del sector.

“Se podrán decir y argumentar que no acaparo SEGALMEX toda la producción de maíz, pero lo cierto es también, que acaparo una cantidad considerable en el Estado, que se está distribuyendo para las necesidades de DICONSA, por eso hablamos de prácticas monopólicas, de oligopolio, donde sólo hay unos pocos vendedores de maíz”, expuso.

Explicó que, para la producción de la masa y la tortilla, se hace uso de la gasolina -para transportar el maíz- producto que en Guerrero se paga al precio más alto del País.

Además (dijo), se usa gas LP cuyo precio se ha incrementado en el último año 2.71, es decir un 76.78 por ciento.

Por lo que hizo un llamado a las autoridades, en especial a SEGALMEX, “para que el maíz que se adquirió a través del Programa del Precio de Garantía se distribuya en Guerrero, a precios no mayores a los adquiridos, quizá con los incrementos de operación, pero no de mercado”.

Esto sin duda traerá como beneficio que los productores de la masa y la tortilla en el Estado no incrementen sus productos.

A la vez que hizo un llamado al Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados dependiente de la Secretaría de Economía, a que realice sus funciones y verifique los precios de la tortilla en el Estado, ya que en su página web aparece en ceros todo el mes de febrero, esto conlleva a incertidumbre y, por tanto, a una dispersión de información en cuanto a los precios de la canasta básica.