Proteger propiedad intelectual colectiva de los pueblos indígenas y afromexicanos, plantea Perla Edith Martínez

Los fenómenos de acaparamiento, la falta de canales comerciales adecuados, los costos de distribución, la apropiación indebida, entre otros factores externos como internos, han restringido el beneficio económico para los productores guerrerenses.

0
47

Chilpancingo Gro; a 15 de octubre de 2020.- La diputada Perla Edith Martínez Ríos, presentó una iniciativa para reformar la Ley 701 de Reconocimiento, Derecho y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero con el propósito de para proteger la propiedad intelectual colectiva de los pueblos indígenas y afromexicanos.

De tal manera que se obligue al Estado y los Ayuntamientos a proteger la propiedad intelectual colectiva, el patrimonio cultural material e inmaterial, conocimientos, prácticas y expresiones culturales tradicionales, lenguas y recursos genéticos de los pueblos y comunidades indígenas.

Además, de aprobarse, estos órdenes de gobierno “adoptarán medidas para evitar la apropiación indebida, aprovechamiento o explotación comercial no autorizada de los conocimientos, cultura e identidad y demás manifestaciones culturales”.

Martínez Ríos refirió que los textiles amuzgos, la alfarería nahua, las lacas de Olinalá, la música de viento que resuena en lo alto de las montañas de Guerrero, “son sólo algunos ejemplos de producción de la basta industria cultural de los pueblos originarios guerrerenses que han podido persistir con rasgos identitarios, iconográficos y ceremoniales propios de cada comunidad productora”.

Advierte que los fenómenos de acaparamiento, la falta de canales comerciales adecuados, los costos de distribución, la apropiación indebida, entre otros factores externos como internos, han restringido el beneficio económico para los productores guerrerenses.

La legisladora señala que, con la iniciativa, se busca reconocer la figura colectiva de los pueblos indígenas como sujetos de propiedad intelectual en relación con su patrimonio cultural y natural.

A la vez que convocó a un proceso de reflexión y concientización de la sociedad en general, a fin de contribuir a crear un ambiente de respeto a la integridad de la propiedad cultural y natural de los pueblos indígenas y comunidades afromexicanas.