Padres ya no podrían influir en hijos de manera dolosa

0
971

congreso_guerrero

Chilpancingo, Gro. 23 de Mayo del 2016. – La diputada Beatriz Alarcón Adame propuso que la alienación parental sea considerada como violencia familiar y se castigue con uno a cinco años de prisión, así como la pérdida de los derechos que tenga respecto a la víctima.

La alienación parental es cuando un progenitor transforma la conciencia de sus hijos mediante distintas estrategias, con el objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor y de esta manera se benefician logrando el rechazo del padre o de la madre.

La iniciativa de decreto que se analiza al interior de la Comisión de Justicia, propone modificar el Código Civil y el Código Penal para que en aras de garantizar los derechos de las y los niños se adecue el marco jurídico para combatir y erradicar la alienación parental porque son prácticas que los padres utilizan con frecuencia durante su separación.

La presidenta de la Comisión de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes manifestó su preocupación por que con esas acciones se violan los derechos fundamentales del menor, como lo es el derecho a la familia, a la identidad, convivir con ambos progenitores, derecho a una vida libre de violencia y a la integridad física.

“La práctica de la alienación parental es suficiente motivo para suspender o quitar la patria potestad a los padres dando prioridad a la preservación y protección a la niñez porque afecta emocionalmente su confianza y seguridad personal que, sin duda, afectará de manera negativa su vida de adulto”, finalizó la legisladora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí