Critica Ociel García Trujillo reducciones al presupuesto federal a pueblos originarios

Sin acciones concretas, se puede convertir la conmemoración de los 500 años en un espectáculo mediático, advirtió el legislador perredista.

Anuncio

Chilpancingo Gro; a 07 de septiembre de 2021.- Ociel García Trujillo criticó las reducciones presupuestales que ha aplicado en los últimos años a los pueblos originarios el gobierno federal.

Al intervenir con relación al tema 500 años de resistencia de los pueblos indígenas y afromexicanos, el legislador recordó que en el PEF 2021 se aprobaron al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) 3 mil 633.9 millones de pesos (mdp); y señaló que el presupuesto de este ente ha disminuido en promedio anual 18.7 por ciento, en términos reales, entre 2018 y 2021.

En ese sentido, refirió que si bien, entre 2018 y 2021 los recursos federales aprobados para la atención de la población indígena del país han crecido por arriba de 7 por ciento, en promedio anual, este incremento se ha concentrado, prácticamente, en un solo Ramo, el 20 “Bienestar”.

En su exposición, García Trujillo cuestionó si destinar mayores recursos a los programas de apoyos sociales (que ha sido uno planteamiento central del gobierno federal), han dado los resultados que se esperan, esto es, reducir la pobreza de los pueblos indígenas y afromexicanos.

La respuesta dijo, “ya la dio el Coneval, en México aumentó el número de pobres en aproximadamente cuatro millones”.

En el caso del Ramo 47 “Entidades no sectorizadas” sobresale el hecho de que al “Programa de Infraestructura Indígena” en 2021 ya no se le aprobaron recursos, siendo uno de los programas medulares del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas es la autoridad, prosiguió.

En el Ramo 15 se observan importantes reducciones en “Programa de Apoyo a la Vivienda”, “Programa de Infraestructura” y “Programa de Mejoramiento Urbano”; y en el Ramo 09, el programa más afectado es “Conservación de infraestructura de caminos rurales y carreteras alimentadoras”, con una reducción promedio anual durante el período de 26.5 por ciento.

“Podemos estar de acuerdo con el propósito de reescribir la historia de la Conquista para darle un papel relevante a la visión de los vencidos”, dijo.

Así como darles el reconocimiento, “en especial en el ámbito legislativo para ensanchar las vías de participación política, que en Guerrero es un proceso pendiente de concluir”.

Sin embargo, advirtió que “sin acciones concretas desde las políticas públicas, se puede convertir la conmemoración de estos 500 años de resistencia de los pueblos indígenas y afromexicanos, en un espectáculo mediático”.

Concluyó señalando que sí se debe recordar la historia, “pero debemos aprender de ella para saldar una deuda que tenemos durante cinco siglos con nuestros hermanos indígenas y afromexicanos”.