Voto de castigo para el PRI, anuncian habitantes de la Sierra de Chilpancingo

/ 380

Chilpancingo, Gro. 25 de Agosto del 2017. – Habitantes de la comunidad de San Vicente, de este municipio, quienes fueron afectados por las tormentas “Ingrid” y “Manuel” en septiembre del 2013, advirtieron que le aplicarán “el voto de castigo” al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los comicios del 2018.

Se quejaron porque hace casi tres años resultaron afectados y los tres niveles de gobierno no han cumplido con la reubicación ni la construcción de 578 viviendas para el mismo número de familias damnificadas, y sólo “nos han llevado con puras mentiras”.

Además, advirtieron que, en respuesta a la desatención de los tres niveles de gobierno, también cortarán el agua del Sistema “El Retaje” de su ejido, que surte a esta capital.

Asimismo, denunciaron que los terrenos de su ejido son afectados con la construcción de la carretera Chilpancingo-Jaleaca de Catalán.

Al respecto, el presidente del Comisario Ejidal de San Vicente, José Nava Lorenzo, precisó este viernes en conferencia de prensa que la mayoría de los aspirantes priistas a un cargo de elección popular “nos andan abrazando en nuestro pueblo para que votemos por ellos”.

Nava Lorenzo convocó a los políticos que aspiran a algún cargo de elección popular a que hagan conciencia de que en San Vicente no han cumplido con una exigencia de hace casi tres años, en relación con las afectaciones que sufrieron por “Ingrid” y “Manuel”.

Aseguró que en las acciones de protesta no sólo participarán los habitantes de San Vicente, sino también los del fraccionamiento Nuevo Mirador, de esta capital, “con quienes estamos hermanados porque también los están engañando con la construcción de sus viviendas, las cuales están deficientes estructuralmente y se pueden colapsar”.

Aseveró que la construcción de las viviendas del Nuevo Mirador “son una trampa, están haciendo vivir a las familias en casas mal construidas que, de un rato a otro, ni Dios lo quiera, van a sufrir un accidente”.

Responsabilizó a las autoridades federales, estatales y municipales por hacer “una basura en la construcción de viviendas, porque no sirven para nada y son una trampa para matar a los moradores”.

Lamentó que las escuelas primarias que existen en esa zona de la Sierra no cuentan con infraestructura y que “las estamos construyendo de madera, porque nos tienen olvidados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *