Reporteros de Chilpancingo protestan por amenazas de muerte contra el gremio

En solidaridad con los reporteros de Iguala, sus compañeros de Chilpancingo se reunieron en las oficinas de la Delegación de la FGR, en donde realizaron un mitin y demandaron a las autoridades federales y estatales que atiendan esta denuncia pública.

0
26

Chilpancingo Gro; a 14 de octubre del 2020.- Reporteros de esta capital realizaron mítines en las oficinas de la Delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) y en Palacio de Gobierno del estado para demandar al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Héctor Astudillo Flores que haya garantías para que periodistas de Iguala trabajen en un ambiente de seguridad.

El martes de esta semana periodistas de Iguala denunciaron que presuntos integrantes del crimen organizado los han amenazado de muerte vía telefónica y con mensajes de WhatsApp: “con palabras ofensivas y agresivas a varios de nosotros nos amenazaron de muerte y nos exigieron no meternos en la disputa que mantienen dos grupos del crimen organizado…” al cubrir, periodísticamente, los hechos de violencia que ocurren en ese y otros municipios de la zona norte del estado.

“En las próximas semanas un integrante de nuestro gremio será asesinado”, como ya ocurrió con Pablo Morrugares, quien fue ejecutado a tiros el pasado 2 de agosto”, aseguran que les advirtieron los presuntos criminales, lo que expusieron el martes de esta semana en un comunicado.

Este miércoles, en solidaridad con los reporteros de Iguala, sus compañeros de esta capital se reunieron en las oficinas de la Delegación de la FGR, en donde realizaron un mitin y demandaron a las autoridades federales y estatales que atiendan esta denuncia pública. En ese lugar denunciaron que por amenazas del crimen organizado al menos tres periodistas de Iguala tuvieron que abandonar la ciudad y refugiarse en otros sitios, “no existen condiciones de trabajo, las autoridades han sido omisas en su obligación de dar seguridad y peor el alcalde de Iguala, Antonio Jaimes, quien ha también provocado agresiones a los compañeros”.

Informaron, además, que por amenazas de muerte periodistas de Chilpancingo, Chilapa, Zihuatanejo, Acapulco y de la región de la Tierra Caliente han tenido que abandonar sus hogares y refugiarse en otros sitios para salvaguardar su integridad.

Denunciaron que no se han esclarecido los asesinatos de los reporteros de Guerrero, Francisco Pacheco Beltrán, Cecilio Pineda Birto, Pamela Montenegro, Gabriel Soriano, Fernando Álvarez, Edgar Nava, Erick Castillo y Pablo Morrugares.

Jacob Morales, de la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG), indicó que el gobierno federal y estatal no han dado resultados: “no atienden este grave problema y el gremio periodístico ha sufrido los embates”.

Denunció que hay una grave situación en Iguala por las amenazas de la delincuencia organizada: “han advertido que van a hacer pedacitos a los compañeros que sigan haciendo cobertura de la ola de violencia en Iguala. Desde aquí hacemos un llamado al presidente y al gobernador para que paren esta ola de violencia y garanticen la integridad de los compañeros”.

El dirigente de la Delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), Luis Blancas Rayo, manifestó la solidaridad con los reporteros de Iguala que han sido amenazados de muerte y también exigió a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que atiendan esta denuncia pública.

Luego de la manifestación en la FGR, los reporteros marcharon hacia Palacio de Gobierno donde brincaron las cercas, las vallas colocadas ante la fachada del inmueble para hacer otra protesta frente al portón de acceso a esas instalaciones.

Ahí, la reportera María Avilés dio lectura al escrito que hicieron público los periodistas de Iguala que en su mayoría cubren la llamada “nota roja”. (www.agenciairza.com)