Inseguridad en Chilpancingo confronta al alcalde Marco Leyva con el vocero Roberto Álvarez

/ 266

Chilpancingo, Gro. 25 de Julio del 2017 (IRZA). – El alcalde Marco Antonio Leyva (MAL) negó que la Policía Preventiva esté “ausente” y que no sea “confiable”, como acusó el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia.

Notoriamente molesto, exigió respeto al funcionario estatal y le recomendó “documentarse” antes de opinar sobre el trabajo que realiza su gobierno en materia de seguridad pública.

El vocero escribió en Facebook: “Hay un esfuerzo coordinado y unido de las fuerzas federales y estatales, pero hay dos grandes ausentes: no hay una policía preventiva municipal confiable, decidida y presente que esté sumada.

“En las calles es más fácil observar a la Policía Federal y Estatal, así como al Ejército y nunca ves a los municipales”, opinó el portavoz del GCG sobre el contexto de violencia e inseguridad en esta capital.

– ¿Son especulaciones del vocero? – se le preguntó.

– “Cuando no tiene la información. Lo invito a que pregunte antes de dar sus comentarios porque no se sabe si son a título personal o como vocero y si son como vocero debe tener la información adecuada. No puede dividirse la función de una vocería con comentarios personales, es vocero las 24 horas del día”, fustigó.

Agregó: “Un vocero manifiesta las posiciones oficiales y muchas veces las posiciones del vocero (Roberto Álvarez) adolecen de asuntos y opiniones de carácter personal”, dijo, y le reiteró la invitación a que “se tome su tiempo para que le explique los operativos que hemos estado haciendo”.

También dijo que la opinión del vocero no corresponde a la posición del gobernador Héctor Astudillo Flores, quien ha enfatizado su interés de trabajar en coordinación con todos los ayuntamientos.

Señaló que en el primer semestre de este año se han registrado mil 161 homicidios dolosos, de los cuales, 412 corresponden a Acapulco y 136 a Chilpancingo, pero que aun así la encuesta de INEGI indica que la ciudadanía cree que la capital es más insegura, pero afirmó que “la percepción no coincide con la realidad”.

En la mira trabajadores de sucursales bancarias por asaltos

Pese al aumento de asaltos y robos en el primer cuadro de la ciudad, el alcalde MAL insistió en que ese delito “va a la baja”, pero también justificó que el Ayuntamiento sólo cuenta con 110 elementos certificados para 275 mil habitantes.

Agregó que no tiene presupuesto para contratar policías de cercanía como la “Guardia Blanca” y que por eso la Policía Preventiva inició el lunes el “Operativo Ciudad”, en el cual harán recorridos desde el punto conocido como la “Gasolinera del DIF” al crucero “René Juárez Cisneros”, al sur de la capital, en el cual también se incluye el zócalo de la ciudad.

“La complejidad del tema de inseguridad y la falta de elementos puede ser que no se perciba, pero estamos trabajando”, insistió.

Pero confirmó que “hay alza en asaltos bancarios” y advirtió que los trabajadores de las sucursales bancarias y familiares de las víctimas de asalto aparecen como sospechosos de esos hechos.

“En el 90 por ciento de ese delito, sobre todo bancario, hay información exacta de cuánto (dinero) van a sacar, quién sacó el dinero, etcétera”, alertó el edil, y agregó que por eso solicitó una investigación a la Fiscalía General del Estado.

“Hay una solicitud a la Fiscalía de poner especial atención en las personas que trabajan en los bancos y que puedan dar información o familiares de las personas que sabían que iban a sacar algún recurso”, confirmó.

Policías Comunitarias, ínsulas de impunidad

Cuestionado sobre la negativa de los grupos de autodefensa o policías ciudadanas a dejar las armas, señaló que mientras no estén reglamentadas pueden generar una “permanente violación de los derechos humanos”.

Consideró que el uso de la fuerza para resolver conflictos puede generar “ínsulas de impunidad en contradicción directa con las instituciones establecidas por el Estado Mexicano”.

Reconoció que, en sus inicios, estos grupos ayudaron a reducir el índice delictivo y que el problema de ahora es consiste en que pretenden ingresar a territorios que no les corresponde.

“Se debe regular su actividad y su conducta en apego a los derechos humanos, al armamento que utilizan y al reconocimiento a la autoridad institucional”, comentó el alcalde MAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *