Exigen a Sedatu demoler 32 viviendas de damnificados por “Ingrid” y “Manuel”

/ 345

Chilpancingo, Gro. 08 de Septiembre del 2017. – Las familias que fueron reubicadas en el fraccionamiento Nuevo Mirador, en esta ciudad capital, demandaron a las autoridades la demolición inmediata de una manzana de 32 viviendas que se encuentran en una zona inestable, porque pudieran caer encima de otras.

Unas horas después del sismo de 8.4 grados con epicentro en el estado de Chiapas, los habitantes de este fraccionamiento siguen atemorizados por el riesgo de que sus frágiles viviendas se derrumben.

Armelio Rodríguez Rivera, vecino de este fraccionamiento, explicó que el sismo “nos sacudió literalmente; llovía muy fuerte y las familias decidimos salirnos a la calle porque nuestras casas no nos garantizan seguridad”.

De oficio albañil, Armelio y las demás familias fueron reubicados en este lugar hace cuatro años, tras los destrozos que ocasionaron a sus viviendas las tormentas “Ingrid” y “Manuel”, en septiembre de 2013.

En el Nuevo Mirador vive con su esposa, tres hijas y una cuñada. “Vivimos en unas casas que son unas coladeras, y ahora con este temblor, pues nos hizo ver lo frágiles que son”, contó.

Su vivienda se encuentra justo abajo de la manzana 2-B, donde se ubican 32 viviendas deshabitadas por un deslizamiento del terreno y que por recomendación de Protección Civil deben ser demolidas ante el riesgo que representan.

La madrugada de este viernes, luego del sismo, acudió a este lugar el delegado de la Sedatu, José Manuel Armenta Tello, a realizar un recorrido, donde le demandaron que se aceleren los trabajos de demolición de esa manzana del fraccionamiento.

En tanto, las viviendas en riesgo presentaron un deterioro más severo en sus estructuras como consecuencia del sismo, y tanto el señor Armelio como sus vecinos exigieron a las autoridades poner atención al fraccionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *