Escuelas saqueadas anuncian protestas en Chilpancingo, para exigir seguridad

/ 653

Por: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 22 de Febrero del 2018. – Tres escuelas ubicadas en la colonia PRD de Chilpancingo, que han sido saqueadas y vandalizadas hasta en seis ocasiones, acordaron este jueves acciones de protesta para exigir al Gobierno del Estado y Federal medidas de seguridad para los mil 500 alumnos que albergan.

La preocupación y el hartazgo por los últimos hechos ocurridos congregó a padres de familia y docentes de los tres planteles educativos, en la Escuela Secundaria Heberto Castillo, ubicada en la parte poniente de la capital del estado, en una de las zonas más peligrosas de la ciudad.

Incluso hace tres años fue asesinado el intendente del Jardín de Niños Ignacio Manuel Altamirano, al interior de esta escuela, hecho tras el cual el Gobierno Estatal se comprometió a construir una barda, compromiso que no se ha cumplido.

Han hablado durante estos hechos al 911 y no han atendido los llamados, por lo que han procedido de manera legal ante las autoridades competentes, lo cual dijeron es una muestra de que ninguna autoridad está haciendo su trabajo.

Las tres escuelas, ya se encuentran en la crisis total, no cuentan ya con equipo de cómputo, material didáctico, se han robado despensa de las cooperativas, incluso enrejados y cableado eléctrico, sin que nadie intervenga.

La situación, dijeron alarma, debido a que las últimas ocasiones que han incursionado han vandalizado, ocasionado destrozos, lo que para el personal docente se trata de un mensaje amenazante.

Las maestras, dijeron sentirse particularmente vulnerables, pues atraviesan la ciudad prácticamente a oscuras, ingresan antes de las 07:00 de la mañana, y temen que las agresiones en contra de la institución se extiendan al personal, dada la impunidad que hay sobre estos casos.

Los padres de familia propusieron la contratación de seguridad privada para los tres planteles, sin embargo, al tratarse de familias en su mayoría pobres, la propuesta no fue viable; también propusieron la asignación de guardias, pero igual fue desechada, pues sin armas resulta inútil.

Finalmente acordaron exigir a las autoridades que se hagan responsables de la seguridad y garanticen la educación a los alumnos, profesores y padres de familia; asimismo que den con esta pandilla de delincuentes que una y otra vez con total impunidad saquean y vandalizan.

Otra causa de los constantes robos es que las tres escuelas tienen sus bardas perimetrales inconclusas, que desde hace cinco años han pedido su construcción, sin ningún resultado, por lo que la próxima semana llevarán a cabo una marcha, desde sus planteles al Palacio de Gobierno en exigencia de respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *