En Chilpancingo no hay “estrategia de seguridad”; denuncia Concejo del Autotransporte

/ 332

Por: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 27 de Julio del 2017. – Transportistas que integran el Concejo del Autotransporte del Estado de Guerrero, denunciaron que en la capital no existe ninguna estrategia de seguridad, esto después de los ataques contra las unidades del Servicio Público registrados el pasado martes.

Los conductores y permisionarios del transporte púbico, encabezados por María Eugenia Salgado Guzmán, vicepresidenta de la organización transportistas, en modo de protesta realizaron pintas a medallones de las unidades del Servicio Público.

Mencionaron que el mes de junio fue el más violento para el transporte, debido a que cuatro de sus compañeros fueron asesinados por el crimen organizado y en este mes varias unidades han sido atacadas e incendiadas, por lo que pintaron los taxis y las urvans con la sigla de “Audiencia Sr. Gobernador y seguridad”.

Desde las 09:00 de la mañana, los transportistas se encuentran sobre ambos sentidos de la avenida Insurgentes de la capital, frente al mercado “Baltazar R. Leyva Mancilla”, donde se concentra la mayor parte de unidades del Servicio Público.

“Estamos solicitando una audiencia con el señor gobernador, Héctor Astudillo Flores, para que se establezca una estrategia de seguridad para blindar el servicio del transporte público y blindemos la seguridad también del usuario”, dijo la vicepresidenta del Concejo del Autotransporte.

“Nos dimos cuenta el día de antier, que en la capital no hay ninguna estrategia de seguridad, ya que tras los hechos violentos solo contamos con la colaboración de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, aunque sabemos que no tenemos policías preventivos suficientes para responder a la violencia que se registra en la capital”, continuó.

La organización transportista informó que tras los hechos violentos en contra de las unidades del servicio público que se registraron durante la noche del martes, hubo pérdida total en dos taxis que fueron quemados, otro más recibió impactos de arma de fuego, lesionaron y privaron de la libertad a tres conductores, además de que otras tres unidades fueron robadas y más tarde localizadas junto con sus chóferes.

Así mismo, los transportistas exigen que les informen los avances de las investigaciones y las carpetas de averiguación ante los recientes ataques a las unidades del servicio público, así como la privación de la libertad y el asesinato de los chóferes.

Entre las peticiones para la estrategia de seguridad del transporte público está la instalación de cámaras y chip´s satelitales para mayor seguridad y para que sean localizadas las unidades cuando sean robadas, en las que incluso privan de la libertad a sus chóferes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *