En Chilpancingo, el gobernador entrego 400 habitaciones del programa “Un Cuarto Más” y 200 estufas ecológicas

/ 240

En una acción decidida para abatir el hacinamiento de las familias más vulnerables, el gobernador Héctor Astudillo Flores, entregó las llaves a beneficiarios del programa “Un cuarto más” y estufas ecológicas, donde habitantes del Ocotito, Mazatlán, Palo Blanco y Petaquillas son beneficiados con dichos apoyos.

En la Sala de la República de Casa Guerrero, acompañado de su esposa la presidenta del Patronato DIF Guerrero, Mercedes Calvo, el mandatario estatal expresó su compromiso de trabajar todos los días para salir adelante, detallando que la habitación sirve para evitar el hacinamiento y sobre todo que las hijas en una familia tengan un espacio seguro y privado.

El Ejecutivo guerrerense, detallo que las estufas ecológicas son de gran utilidad porque evitan que el humo se quede en el interior de la vivienda y cause enfermedades, principalmente respiratorias provocadas por cocinar con leña o carbón a sus moradores, anunciando que ha dado instrucciones a la titular de Sedesol para que estos programas continúen en beneficio de los guerrerenses, que han dado 2 mil empleos, a la población donde se han construido los cuartos en esta entidad.

Por su parte, la titular de Sedesol, Alicia Zamora Villalva, explicó que del programa “Un cuarto más” se entregan 400 acciones en beneficio de las comunidades de Mazatlán, Palo Blanco, El Ocotito y Petaquillas, así como las colonias de la capital: Nueva Alborada, Izazaga, Javier Mina, San Ángel y Panorámica, entre otras, con una inversión de 19 millones de pesos para este municipio.

La funcionaria estatal, destacó que estos recursos son asignados por el gobierno federal a través de Sedatu, el gobierno estatal y municipal, y que tan sólo en 2016 se canalizaron 90 millones para la edificación de 200 cuartos en beneficio de cientos de familias y combatir el hacinamiento, resaltando que también se entregaron 200 estufas a las comunidades de Mazatlán y Ocotito en beneficio de 10 mil personas con una inversión de 7 millones de pesos.

En su momento, José Manuel Armenta Tello, delegado de Sedatu, agradeció al gobierno estatal que se haya sumado en serio para combatir la pobreza y la marginación con lo cual, el trabajo conjunto ha tenido resultados positivos, resaltado que la dependencia a su cargo destino 600 millones de pesos para abatir la marginación y dotar de una vivienda digna a los guerrerenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *