Corrige Leyva Mena: El nuevo programa de recolección de basura es “piloto” y no se cobrará por recoger desechos

/ 207

*Dice que no busca popularidad, sino ser buen alcalde

Chilpancingo, Gro. 22 de Agosto del 20 Al asegurar que no busca popularidad, el alcalde Marco Antonio Leyva (MAL) insistió en cobrar el servicio de recolección de basura, cuyo impuesto, afirmó, fue aprobado por los diputados del Congreso local en noviembre del 2016, cinco de ellos originarios de Chilpancingo, todos del PRI.

En su acostumbrada conferencia de prensa de los martes, exhibió la Ley de Ingresos 2017 del Ayuntamiento, en la cual se le autoriza un cobro mensual para cada contribuyente municipal de hasta 56.45 pesos por la recolección de basura.

“No estoy inventando nada, no me la saqué de la chistera, ni nada”, indicó, y agregó que “estamos ante una situación delicada” por el crecimiento de la ciudad en un 41 por ciento durante los últimos 15 años, generando una recolección diaria de 400 toneladas de desechos.

“Nos arroja una demanda triplicada para dotar de bienes y servicios a la población, pero hay una limitada contribución de la población, ante la molestia de los excesivos cobros de los de ‘la basura jefa”, sostuvo.

Señaló que de los 56.45 pesos mensuales que está facultado a cobrar, de acuerdo a la Ley de Ingresos 2017, determinó reducirlo a 15 pesos; es decir, 50 centavos diarios, para evitar que el ciudadano pague entre 20 y 50 pesos por bolsa a los trabajadores de ‘la basura jefa”.

Lamentó que ahora los legisladores estén “en desacuerdo con lo que ellos aprobaron” sin revisar tal disposición, la cual “queda a un juicio de sensatez y de autonomía municipal el hecho de poder aplicar o no el cobro del servicio”.

Comentó que este impuesto ya se cobra en otras ciudades del país, incluso de Guerrero, como en Taxco, cuyos habitantes pagan 3 pesos al mes. “Está contemplado en la ley y es una facultad del presidente”.

Es un programa “piloto”, corrige

Pero MAL corrigió el anuncio que hizo la semana pasada, en el sentido de que cobraría los 15 pesos a partir del 30 de agosto, con base al padrón de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH), la cual tiene un registro de 54 mil tomas.

Ahora dijo que se trata de un “programa piloto”, sin costo alguno, que se pondrá en marcha en 18 colonias periféricas, y que sus resultados serán determinantes para aplicar el impuesto y para extender el servicio a toda la ciudad.

Explicó que en esas colonias los camiones recolectores pasarán dos veces por semana, se instalarán tres contenedores en diferentes puntos y firmará convenios con las escuelas para divulgar y practicar la cultura de la separación de los desechos.

A este programa “piloto” no se incluyó el Centro de esta capital, pese a la proliferación de tiraderos clandestinos sobre la vía pública, porque “se están elaborando convenios para tener un cobro de manera directa a los comercios”, explicó.

Informó que a través de la Dirección de Gobernación se impondrán multas a los comerciantes que arrojen sus desechos a la vía pública. “Es la parte más delicada, donde se tira basura con mayor impunidad, apliquemos la ley”, dijo.

Informó que paralelamente su gobierno se coordinará con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para regular el servicio que prestan las 156 unidades de “la basura jefa” y anunció que sus titulares serían convocados hoy mismo para informarles de esta determinación.

Sus adversarios están politizando el problema

Como en otros temas, Leyva Mena sostuvo que sus adversarios están partidizando su determinación de cobrar el servicio de recolección y están “estimulando la nota (periodística) para hacerla más grande”.

“Partidos políticos y aspirantes a candidaturas quieren sacar raja política de ese tema (para) posicionarse y eso no se vale, porque están mal informando a la sociedad. Este tema se ha partidizado y personalizado”, indicó.

-¿Quiénes lo politizan? -se le preguntó.

“No me voy a meter en esa ruta de decir nombres, pero está claro: vean en redes sociales quiénes opinan de manera diferente a como estamos opinando”, dijo, y enseguida afirmó: “Yo no estoy en un concurso de popularidad, soy presidente municipal y tengo que cumplir con esa responsabilidad. Insisto, no ando en busca de popularidad, ando en busca de ser un buen presidente”.

También rechazó que intente recaudar fondos para su precampaña en busca de la candidatura del PRI, su partido, al cargo de diputado federal. “Un candidato a diputado no va a hacer todo esto; aquí la cosa es actuar responsable y enfrentar con decisión y coraje”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *