Continúa toma de escuela en Chilpancingo, para exigir la salida del director

/ 268

Por: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 14 de Agosto del 2017. – Personal docente y administrativo de la escuela primaria “Profesor Lauro Aguirre” de esta ciudad capital, continúan con la toma del inmueble para exigir la destitución del director de ese plantel, acusado de cometer varios abusos contra ellos.

Los manifestantes acusan al director, Alejandro Bello Tizapa de prepotente por no respetar los derechos de los maestros, así como el acoso a su trabajo, por conductas arbitrarias e intimidatorias, por lo que exigen a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) que sea removido de su cargo de manera inmediata.

Desde el pasado viernes, los maestros del turno vespertino llegaron al plantel educativo, el cual se encuentra ubicado sobre la calle Corregidora del barrio de San Mateo en Chilpancingo, cerraron el portón y colocaron pancartas en la entrada, donde se leían sus demandas.

Entre las demandas de los docentes, mencionan que el director no permite que ellos realicen las reuniones para tratar los temas de la escuela, e incluso cuando hay reuniones con los padres de familia no son tomados en cuenta, ya que solo asiste el director.

“Ya hablamos con el supervisor de la Zona 001 para que tomen cartas en el asunto, e incluso ya le dimos varias oportunidades al director, pero no entiende y sigue cometiendo estos diversos atropellos”, expresó uno de los maestros.

Mencionaron que decidieron realizar la protesta en esta temporada de vacaciones para no afectar a los más de 250 alumnos, asegurando que la próxima semana iniciarían las clases de manera normal.

“Hemos hecho muchas cosas, hemos llevado oficios a diferentes dependencias, tanto como a la Secretaría de Educación como a los Derechos humanos para encontrar una solución, llevamos ya casi seis meses de vivir esta situación en esta escuela y el supervisor no ha hecho nada al respecto”, recalcó una maestra.

Afirmaron que al tratar de hablar con el director han llegado hasta los golpes y empujones, que incluso la esposa del director que también labora en la escuela golpeó a una maestra.

Tras no ser atendidos por ninguna autoridad, los docentes amagaron con no asistir a dar los cursos a los niños que están programados para la próxima semana, en caso de no ser atendidas sus peticiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *