Airada exigencia de justicia por el asesinato de la niña Ayelin Iczae en Chilpancingo

La marcha culminó en las instalaciones de la FGE, al sur de la ciudad, donde los manifestantes colocaron pancartas y lonas. Y luego les prendieron fuego.

Chilpancingo Gro; a 21 de octubre del 2020.- Durante la tarde-noche de este miércoles se desarrolló una manifestación por las principales calles y en la sede de la Fiscalía General del Estado (FGE), en esta ciudad capital, para exigir la detención y castigo a los responsables del atroz crimen contra la menor Ayelin Iczae Gutiérrez Marcelo, originaria de Tixtla.

Familiares de la menor, mujeres, hombres, féminas activistas, jóvenes, niños y normalistas de Ayotzinapa marcharon demandando justicia por este crimen que ha generado consternación.

Iniciaron en la Alameda central “Granados Maldonado”. Marcharon hacia el sur; en las oficinas de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero (CDDHG), realizaron pintas y exigieron el acompañamiento de ese organismo.

Fueron al Ministerio Público, en la calle Adrián Castrejón, esquina con Inocente Lugo, donde arrancaron una lona de la FGE y le prendieron fuego.

En el monumento a Las Banderas realizaron pintas, siguieron hacia la avenida Trébol Sur, en las inmediaciones del Congreso del Estado, y en el monumento al exgobernador José Francisco Ruiz Massieu también realizaron pintas.

Hicieron otra parada en la calle Recursos Hidráulicos, entre Palacio de Gobierno y el bulevar, donde el 14 de agosto pasado asesinaron a balazos a una joven de poco más de 20 años, de nombre Ani Tere Albarrán Contreras.

Ani Tere era recién egresada de la licenciatura de Relaciones Comerciales y regresó a esta capital por la pandemia.

Sus familiares indicaron que ese día, Ani Tere salió a cenar con una amiga de y no regresó a su hogar. “Me llamó su amiga sumamente alterada, que habían intentado asaltarlas y llevarse el coche, que mi hija se resistió y la asesinaron a tiros, y a dos meses de este asesinato sus asesinos siguen gozando de libertad”.

Acusó que en la FGE “en las investigaciones nos dan vueltas y largas, pero no nos solucionan nada; llevamos dos meses pidiendo justicia, tememos por nuestra vida, mis hijos no están aquí y no tenemos certeza de qué sucedió”.

Relató que junto con sus hijos tuvieron que abandonar Chilpancingo por temor a su integridad y que luego tuvo que retornar para exigir justicia en la FGE. “Hay asesinatos de mujeres en Guerrero todos los días, tuve que salirme de Chilpancingo y es lamentable que como víctimas tenemos que huir y mientras los delincuentes aquí siguen impunes”.

Los manifestantes recriminaron la “indolencia” de la FGE en los casos de asesinatos de mujeres; recriminaron incluso que las autoridades estatales se resistan a tipificar esos crímenes como feminicidios: “Zuriel (de los Santos Barrilla titular de la FGE), no es un fiscal, es un machista burgués”, gritaron.

También consignaron que “policía no me cuida, me cuidan mis amigas”, y señalaron abiertamente su desconfianza en las instituciones de procurar justicia y de prevención del delito.

La marcha culminó en las instalaciones de la FGE, al sur de la ciudad, donde los manifestantes colocaron pancartas y lonas. Y luego les prendieron fuego, mientras un grupo se abalanzó sobre las dos ventanas de una caseta de vigilancia y las rompieron, otras personas pintaron consignas, en especial por el crimen de la menor Ayelin. (www.agenciairza.com)