Vídeo: Gobierno de Adela Román: humanitario, sensible y comprometido con Acapulco

0
245

*Entregó la alcaldesa una vivienda digna para dos menores y un discapacitado que quedaron huérfanos

Acapulco Gro; a 02 de agosto de 2020.- El Gobierno Municipal que encabeza la presidenta Adela Román, se caracteriza por trabajar con humanidad y compromiso por los acapulqueños, prueba de ello fue la entrega de las llaves de una vivienda digna que hizo la alcaldesa este domingo a dos menores de edad y un discapacitado que quedaron huérfanos tras perder a su madre hace dos meses.

La tragedia de Rosa Naomi, de 8 años; José Luis de 13 y José Humberto de 23 (discapacitado con Síndrome de Down y afectación cerebral), fue escuchada atentamente por la alcaldesa Adela Román, quien convocó a los acapulqueños a contribuir con “un granito de arena” y a convertirse en héroes de carne y hueso que respondan comprometidamente al llamado de los más vulnerables.

 

Este domingo, en la parte alta de la colonia Sinaí, donde fueron acogidos por su tía María Elena Castrejón Hernández, quien también permitió que se construyera la pequeña vivienda en su terreno, los menores recibieron las llaves de su nueva casa, luego de que anteriormente vivieran en inhóspitas condiciones.

“Gracias a las personas que nos ayudaron para que tengamos nuestra casa; la de nosotros se cayó, y ahorita ya tenemos una casa nueva donde podemos dormir”, expresó la pequeña Rosa Naomi, quien junto con sus hermanos han tenido que enfrentar la falta de un padre y la pérdida de la madre.

Esta gran acción, señaló la primera autoridad municipal, fue posible gracias al apoyo de las empresas Morales: Constructora e inmobiliaria Siete S.A. de C.V., el Grupo Confort de Arquitectura y Construcción S. A, de C. V., y el arquitecto Jacinto Pérez Machuca, así como funcionarios municipales, como Armando Javier Salinas, Felipe Camacho y Ponciano Bustos, se construyó el techo digno para Rosa Naomi, José Luis y José Humberto.

Agregó que “esta casa se hizo con el esfuerzo de gente que está consciente que, si no nos convertimos en una sociedad hermana, fraterna, solidaria, vamos a pasar por la vida sin importarnos el dolor ajeno. Este país requiere de gente como ustedes compañeros, compañeras, de gente generosa y solidaria; son trabajadores, son funcionarios que no tienen los grandes sueldos, que no son gente millonaria, pero son gente generosa que sintió su dolor”.

Adriana Román Ocampo, presidenta del sistema Municipal DIF Acapulco, dijo que con estas acciones se demuestra que este gobierno es sensible y humano, y agradeció a quienes aportaron su apoyo y esfuerzo para cumplir con esta noble causa; una vez más quedó demostrado que “no apoya el que tiene, apoya el que quiere”, expresó.

Un techo de lámina negra, 6 parales, paredes de tarima de madera reciclada y un piso de tierra, era donde habitaban los infantes, quienes quedaron desamparados y sin hogar tras las recientes debido a las condiciones climatológicas que lo destruyeron, relató el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Armando Javier Salinas, promotor de esta noble causa, que además tocó las puertas de empresarios, junto al DIF Acapulco, y cumplieron el sueño de un techo digno para los menores.

Únicamente quedaría en el recuerdo gracias al esfuerzo de los héroes acapulqueños, aquellos que en ocasiones no son reconocidos o que hacen el bien sin buscar protagonismo, solidarios con una causa justa, que a pesar de las dificultades que enfrenta el estado, el municipio y el mundo entero por la pandemia de COVID-19, han aportado su granito de arena comprobando que sociedad unida, empresarios e instituciones gubernamentales pueden sacar a México adelante.

Otros funcionarios que contribuyeron a esta noble causa fueron el director de Alumbrado Público, Felipe Camacho, y el director de Maquinaria Pesada, Ponciano Bustos, lo que demuestra que cuando la gente se une, se logran muchas cosas buenas.

“Se les hace el llamado, hay mucha necesidad en Acapulco, muchos grupos vulnerables; sumando esfuerzos podemos lograr mucho, ahí está el claro ejemplo de la vivienda, estos niños ya van a vivir adecuadamente, en condiciones muy buenas, tienen su casita, su bañito, instalación eléctrica, yo siento que sumando esfuerzos podemos lograr mucho”, aseveró Felipe Camacho.

Por su parte, la señora María Elena Castrejón, quien además de tía se convierte en madre, con voz quebrantada, con lágrimas en los ojos y el corazón en las manos, agradeció el apoyo solidario: “Agradezco a la licenciada Adriana Román Ocampo (presidenta del patronado DID-Acapulco)y a la licenciada Adela Román Ocampo por haberme apoyado en esta noble causa, para mis sobrinos, por haberles hecho su cuarto; su mamá no estuvo para verlo, van a vivir en un lugar mejor, gracias a la licenciada por haberme apoyado, a las personas también, ella cumple, tiene palabra”.

Vecinos de la colonia, testigos de esta triste historia, mostraron su felicidad por este sueño hecho realidad; reconocieron el esfuerzo del Gobierno de Acapulco, de empresarios y empresas y extendieron un llamado a contribuir con este tipo causas.

“Gracias por apoyarlos, ella vendía, a veces tenían para comer y a veces no, y con el apoyo que tienen ya ahorita, los niños ya van a salir adelante, ya ahorita tienen su casita y ojalá que le echen ganas a la escuela, vamos a hacer que sigan estudiando, ya con el apoyo de ustedes van a estar mejor”, comentó la vecina Lucía Castrejón.

De igual forma, Brenda Castrejón Hernández expresó su agradecimiento a la presidenta Adela Román por hacer posible que esta familia tenga un techo digno donde vivir cómodamente y en el cual tener una nueva oportunidad para seguir adelante.