Va Víctor Aguirre por el orden y rescate financiero de Acapulco

A cinco meses de la elección para renovar la administración municipal, Aguirre Alcaide se declaro listo no solo para hacer precampaña y campaña en busca del voto ciudadano, sino para gobernar al municipio más grande e importante de Guerrero.

Enrique Villagómez/Staff Digital Guerrero

Acapulco Gro; a 06 de enero del 2021.- El candidato del PRD a la alcaldía de Acapulco, Víctor Aguirre Alcaide, se pronunció por restaurar el orden y lograr el rescate financiero del puerto, como una de sus prioridades para encabezar la próxima administración municipal.

En conferencia de prensa, el edil con licencia puntualizó que, a diferencia de otras administraciones, durante su gobierno no se llegará a “aprender, luego a medio hacer algo y después a cerrar todo lo pendiente”, porque afortunadamente cuenta con los conocimientos y la experiencia que se requiere para comenzar a trabajar desde el primer día hasta el último.

“Por muchos años, la administración porteña ha dejado de hacer lo que por derecho y obligación tenia que hacer, lo que significa que ha dejado de hacer y dejar pasar lo que nos ha llevado a un completo desorden. Durante los próximos tres años de nuestro gobierno, el eje rector sería el orden en los servicios públicos municipales y en lo administrativo”, dijo.

A cinco meses de la elección para renovar la administración municipal, Aguirre Alcaide se declaro listo no solo para hacer precampaña y campaña en busca del voto ciudadano, sino para gobernar al municipio más grande e importante de Guerrero, luego de los desastrosos resultados que se han tenido con el actual gobierno morenista de Adela Román.

También se pronunció por impulsar el rescate de Cacahuatepec, con la participación conjunta del gobierno estatal y federal, con el objetivo de lograr que esta amplia zona rural del municipio cuente con los servicios que durante años se les han negado por administraciones pasadas.

Finalmente, el abanderado del Partido del Sol Azteca que busca obtener la presidencia municipal de Acapulco reiteró que “no será un gobernante de pleitos que busque enemistarse con el estado o la federación”, pues reconoció que para lograr los objetivos que pretende alcanzar para mejorar el bienestar de las familias acapulqueñas, necesita la ayuda de los otros niveles de gobierno, sin que esto represente sumisión o algo parecido.