Sin recursos para atender las demandas sociales, “gobernar es un calvario”: Adela Román

0
433

*Es hora de hacer valer el poder de los municipios con una reforma a la Ley de Coordinación Fiscal, planteó la alcaldesa en reunión virtual con autoridades y dirigencias de Morena

Acapulco Gro; a 25 de julio de 2020.- Para hacer realidad la Cuarta Transformación en México, es necesaria una nueva Ley de Coordinación Fiscal y establecer una distribución equitativa de los recursos públicos, para que los Gobiernos Municipales, que son el primer contacto con los ciudadanos, puedan hacer frente a las necesidades de obras y servicios.

“Es necesario que los municipios cuenten con recursos suficientes para saldar adeudos históricos y atender las demandas sociales que se acumulan a consecuencia del déficit generado y heredado por gobiernos que fomentaron la corrupción”, planteó la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, en su participación en el Encentro Nacional de Municipios y Alcaldías de Morena.

Para ello, la presidenta del municipio más importante de estado de Guerrero, propone acabar con la centralización de las decisiones y que no se privilegie más a gobernadores, dependencias federales y funcionarios que poco trato directo tienen con los ciudadanos, mientras que para los alcaldes y alcaldesas “el acto de gobernar es un calvario”, porque no tienen el presupuesto necesario para responder a las demandas ciudadanas.

En esta reunión celebrada de manera virtual, participaron la secretaria de Gobernación Federal, Olga Sánchez Cordero; el presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar; Rafael Barajas Durán, presidente del Instituto Nacional de Formación Política, y el presidente nacional de la Asociación de Autoridades Locales de México A.C. (ALMAAC), Armando Quintero Martínez.

En su intervención, Román Ocampo sostuvo el 2 de julio de 2018 significó una profunda revolución del acontecer político, social y económico, pues la ciudadanía votó de manera contundente y avasalladora “por un cambio radical en las estructuras e instituciones que marcan la vida pública nacional”, para terminar con “la hegemonía de un partido político que durante muchos años fue sinónimo de los fraudes, la corrupción y el autoritarismo”.

Remarcó que en lo económico significó la caída del neoliberalismo y de la concentración de la riqueza en unas cuantas manos, para dar paso a políticas públicas que beneficien a las mayorías y promuevan el bienestar social; en este sentido, consideró que es urgente reflejar ese cambio en los municipios, donde la gente espera vivir la democracia plena, ver ejercida la igualdad y también recibir un bienestar económico directo y tangible.

“Los municipios de México somos quienes recibimos de primera mano las demandas y necesidades de la población y somos también por lo mismo, quienes debemos darle respuesta a esos reclamos de manera concreta y tangible. Si en los municipios no se ve reflejado el cambio que todo México espera, entonces la Cuarta Transformación no pasará de ser sólo una frase o slogan de campaña que no modifique positiva y realmente la vida de los ciudadanos”, puntualizó la alcaldesa acapulqueña.

Adela Román asentó que los municipios mexicanos podrán hacer realidad el cambio profundo que reclaman los habitantes del país, cuando los ingresos y recursos económicos limitados de los Ayuntamientos, que resultan en ocasiones ridículos frente a los presupuestos que manejan los gobiernos estatales y las dependencias federales, sean suficientes para atender las demandas y necesidades la población.

La presidenta municipal de Acapulco sentenció que es hora de hacer valer el poder de los municipios, para coronar el cambio que inició el 2 de julio de 2018, a través de una revolución municipalista que haga justicia a los más pobres y termine en la realidad con el régimen de privilegios para unos cuantos en detrimento de casi todos.