Quienes votaron por el aumento de la base gravable y la reducción de la tasa al millar pasarán a la historia como los ediles de la Ignominia.

El ciudadano de tiempo completo resaltó que afortunadamente, la propuesta de Adela Román Ocampo tendrá que ser revisado y autorizado por el Congreso del estado.

0
111

Acapulco, Gro; octubre 15 de 2020.  La ciudadanía debe saber que la mitad de los ediles votaron por hacer que el pueblo pague más en el cobro del impuesto predial a pesar de la situación que vivimos actualmente en la nueva normalidad dijo Yair García Ciudadano de Tiempo Completo.

“Es inadmisible que mientras el presidente de la república plantea un Plan de Austeridad en donde, quien se sujeta la cartera es el gobierno y no los ciudadanos, en el Gobierno Municipal de Acapulco se pretenda mutilar y dar un albazo a la ciudadanía con el aumento al impuesto predial bajo la justificación de recaudar más recursos para mejorar la ciudad. La propuesta es antinatura en un gobierno de transformación”, señaló.

Yair García explicó que, si los ciudadanos palparan los beneficios hechos con el presupuesto del presente año, otra cosa sería, pero en la realidad no existen, no hay acondicionamiento o creación de nuevos parques, no hay mantenimiento o nuevas instalaciones de alumbrado público, tampoco observamos ampliaciones del sistema eléctrico y menos programas de ayuda, fomento a la cultura y mejora de los servicios municipales.

“La ciudad se encuentra en la penumbra y en la incertidumbre, hay un vacío de autoridad que se reduce a exigir a la ciudad que paguen más los que tienen menos como en los peores tiempos de reyes y esclavos que tenían que darle a la nobleza hasta el último grano de arroz para demostrar lealtad a la corona. Mientras Adela Román sigue comiendo del erario, la ciudad se encuentra sumergida en la crisis sanitaria más complicada que hemos vivido”

El ciudadano de tiempo completo resaltó que afortunadamente, la propuesta de Adela Román Ocampo tendrá que ser revisado y autorizado por el Congreso del estado, “donde pedimos que los diputados comprometidos con la ciudadanía hagan retroceder y reconsideren la propuesta para mantener la base y la tasa gravable como hasta ahora ha sido para no beneficiar a los más ricos.”

Es necesario “decirle a la presidenta municipal que si necesita dinero debe buscar bajar los sueldos de sus colaboradores, reducir el gasto corriente y demostrar que su deseo de servir se consolide entregando sus salarios íntegros o bien buscar opciones como hacer que paguen los grandes hoteles o empresarios que se escudan en el influyentismo que Adela pareciera solapar. Eso sin mencionar que está pidiendo préstamos y está endeudando al municipio”, finalizó.