Propietarios de bares y restaurantes en Acapulco, exigen ampliar el horario de operaciones para sus negocios.

Ernesto Manzano Rodríguez les aclaro que "ninguna modificación a la disposición oficial está a discusión", y los invitó a trabajar de manera coordinada y cumplir con los protocolos sanitarios.

*Piden que el gobierno se “ponga en sus zapatos” y les permita obtener ingresos aún con la pandemia.

 

Acapulco Gro; a 12 de octubre del 2020.- Integrantes de la Asociación de bares y restaurantes en Acapulco, exigieron a los tres niveles de gobierno, que dejen de hostigarlos y amenazarlos con volver a cerrar sus negocios, pretextando la presunta violación a los protocolos sanitarios que se establecieron para contener la propagación del Covid-19.

Durante un encuentro con los medios de comunicación al que asistió como invitado el secretario general del Ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez, los empresarios insistieron en poder operar sus negocios por lo menos hasta la una de la mañana, para recuperarse de las perdidas económicas que han sufrido durante meses por la pandemia.

En postura desafiante, los autodenominados responsables de la vida nocturna en Acapulco, criticaron que el gobierno solo simula atender el problema de la pandemia, pero en realidad solo actúan de manera represora contra sus establecimientos, perjudicando las fuentes labores.

Sin embargo, Manzano Rodríguez les aclaro que “ninguna modificación a la disposición oficial está a discusión”, y los invitó a trabajar de manera coordinada y cumplir con los protocolos sanitarios para que puedan superar la pandemia y en diciembre puedan recibir a miles de turistas que seguramente vendrán a disfrutar de las fiestas navideñas y de fin de año. 

“De ninguna manera habrá tolerancia para que bares y restaurantes trabajen hasta la una de la mañana”, reiteró el funcionario municipal antes de dejar abruptamente la reunión.

Empresarios como Alejandro Martínez Sidney -de militancia panista-, insistió en que el principal enemigo de los empresarios es el gobierno, porque por un lado dice querer reactivar la economía, pero en la práctica ahoga a los comercios con acciones violatorias a la ley.

Durante la reunión a la que asistieron varios de los empresarios de la vida nocturna en Acapulco, otro que también atacó de manera frontal y convocó a un abierto desafío a las autoridades, fue el priista Katan Rodríguez, hermano del aún Secretario de Turismo estatal Ernesto Rodríguez Escalona, quién exigió mantener abiertos los negocios hasta la una de la mañana, para poder solventar pagos como salarios, rentas, seguro social, agua y luz.

Sin embargo, el también empresario del ramo restaurantero Eduardo Román Guzmán, criticó duramente a los representantes de las cámaras empresariales como el propio Alejandro Martínez Sidney y Raúl Iracheta, a los cuales llamó simuladores y solo operar para su propia conveniencia.

Está posición provoco la conclusión precipitada de una reunión donde presuntamente los empresarios de bares y restaurantes agradecerían las facilidades otorgadas por el ayuntamiento para la reapertura parcial de sus negocios.