No reabren 480 negocios por quiebra financiera: Fedecanaco

0
245

*Denuncian despidos injustificados y en Zihuatanejo también están “quebrados”

Acapulco Gro; a 02 de julio del 2020.- En el inicio de la reapertura de actividades económicas en un 30 por ciento en Acapulco, 480 negocios de diversos giros no reabrieron porque quebraron financieramente durante esta pandemia del Covid-19, informó el dirigente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Fedecanaco), Alejandro Martínez Sidney.

Dijo que se trata principalmente de bares, centros nocturnos y pequeños restaurantes, que definitivamente ya no van abrir sus negocios.

El empresario informó que otro problema que muchos de los dueños de los negocios están enfrentando, son demandas laborales derivadas de los obligados despidos que han realizado por esta pandemia.

Citó el caso del hotel Calinda, en donde 40 empleados que fueron despedidos anunciaron que este viernes van a cerrar esta hospedería porque hasta este jueves les notificaron sus despidos.

Los empleados denunciaron que en estos más de tres meses que estuvo cerrado el hotel, por la pandemia del Covid-19, iban a realizar trabajos de limpieza a la hospedería.

“Seguramente habrá muchos problemas como este en los próximos días, ya que varias empresas se vieron obligadas a despedir a trabajadores por la crisis económica que enfrentan”, señaló Martínez Sidney.

Afirmó que desde este jueves empezó a llegar el turismo a Acapulco y se les ha informado que solamente podrán correr y nadar en las playas, y agregó que los restaurantes que están en las playas no darán ningún servicio a los turistas.

El líder de la Fedecanaco no descartó que nuevamente vuelvan a cerrar los negocios en caso de que haya un relajamiento y no se respeten las medidas sanitarias como la sana distancia, el uso de cubrebocas y la limpieza de las instalaciones donde concurra la gente.

Martínez Sidney encabezó este jueves el arranque de las actividades náuticas en Acapulco.

A su vez, en Zihuatanejo los empresarios decidieron no reanudar las actividades turísticas debido a que en los últimos cinco días han aumentado los casos de Covid-19.

Además de que muchos de los dueños de los establecimientos no cuentan con recursos económicos para pagar la capacitación que forma parte de los protocolos que ponen las autoridades del IMSS.

También en el municipio de Marquelia, en la región de la Costa Chica, las autoridades del Ayuntamiento acordaron mantener cerradas las playas.

En un comunicado, el municipio señala que se acordó así para evitar la propagación del Covid-19, por lo que se mantendrán cerradas las playas La Bocana y Las Peñitas. (www.agenciairza.com)