El problema de la falta de agua en Acapulco no será resuelto por la presente administración: Javier Solorio

0
371

Enrique Villagómez/Staff

Acapulco Gro; a 05 de agosto del 2020.- El sindico administrativo del Ayuntamiento en Acapulco, Javier Solorio Almazán, fue directo y contundente al señalar que, “la falta de agua en Acapulco no será resuelta por la presente administración, ni en dos años más”, porque requiere de una reorganización operativa que incluya inversiones anuales por el orden de los 400 millones de pesos.

Durante su acostumbrada conferencia de prensa virtual, el funcionario municipal volvió a criticar que “mientras alguien fue al foro en Abu Dhabi presuntamente a conseguir inversiones para sanear Capama”, el presupuesto que tiene el ayuntamiento en el Fondo 3 del ramo 33, contempla recursos por alrededor de 700 millones de pesos, de los cuales se pueden reorientar unos 400 millones e iniciar los trabajos que rehabiliten las plantas tratadoras de aguas residuales y la red hidrosanitaria del municipio.

Planteo la necesidad de que Acapulco se sume al proyecto de la agenda 20-30 que instrumentó la ONU, para enfrentar y solventar los problemas de la falta de agua en las ciudades del mundo.

Asimismo, Solorio Almazán denunció que hay más de 400 hoteles y empresas que no pagan por el consumo de agua, debido a que tienen una presunta concesión otorgada por Conagua para extraer directamente el vital liquido de pozos, lo cual dijo que revisaran detalladamente para confirmar en que condiciones se otorgaron dichas concesiones y si todos cuentan con ella.

Reiteró su critica a la mala reestructuración de la deuda institucional del Ayuntamiento que realizó en su momento la administración de Luis Walton Aburto en 2014, pues dijo que condenó a este municipio a pagar más de mil millones de pesos solo como intereses en un plazo de 30 años, y por ello insistió en que se realice una nueva restructura con los bancos acreedores.

Confirmó que, para fin de año, la presente administración municipal tendrá que recurrir a un nuevo crédito por el orden de los 260 millones de pesos para poder solventar el pago de salarios, aguinaldos, quinquenios y demás prestaciones que tiene con sus casi 9 mil trabajadores.