Desquician vialidades en Chilpancingo y Acapulco caravana de camiones pesados

Gustavo Bustamante Martínez, delegado de la zona centro de AMOTAC, aseguró que el año pasado protestaron en el Parador del Marqués para exigir que salgan de la circulación de las carreteras del país los tráilers de doble remolque.

*En exigencia de pagos y apoyos

Chilpancingo Gro; a 02 de noviembre de 2020.- Integrantes de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas Asociación Civil (AMOTAC), este lunes realizaron caravanas con sus pesadas unidades en Chilpancingo y en Acapulco, causando desquiciantes problemas viales.

Las caravanas de los camiones pesados como tráilers pipas para el traslado de agua y camiones de volteo, las realizaron pitando los claxon para exigir al gobierno estatal apoyos de diésel, llantas y aceites, así como pago de adeudos por el traslado de arena para construcciones de la CICAEG (Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero), que dirige Javier Taja Ramírez, monto que no dieron a conocer, además que se reduzcan las tarifas por los arrastres en grúas por infracciones de tránsito, la disminución en los cobros del Ayuntamiento de Acapulco por permisos para circular por la avenida Escénica del puerto, el pago de adeudos por un monto de 5 millones de pesos por transporte de agua en pipas solicitado por la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco (CAPAMA) y que se obligue a las empresas transnacionales a utilizar tráilers de un solo remolque en las carreteras.

En Acapulco, la caravana duró más de seis horas. Inició a las 10:00 de la mañana en la avenida Cuauhtémoc hasta llegar a la costera Miguel Alemán a la altura del edificio Oviedo, para tomar los carriles con dirección a la Base Naval y retornar hasta la glorieta de la Diana Cazadora, donde llegaron pasadas las 4:00 de la tarde.

Luego de que en la glorieta de la Diana bloquearon los carriles con dirección al Centro, fueron atendidos por funcionarios municipales, llegando al acuerdo de que este martes una comisión sostendrá una reunión con el secretario general del Ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez, al que también le exigirán que los contraten para acarrear materiales a las obras.

Luego del acuerdo, los camioneros se retiraron y la circulación se normalizó en la costera Miguel Alemán.

En Chilpancingo, la caravana inició pasadas las 10:00 de la mañana desde el parque Margarita Maza de Juárez, entrando a las principales avenidas de esta capital hasta llegar al punto conocido como Parador del Marqués, sobre el bulevar Vicente Guerrero, donde por sólo unos momentos bloquearon un carril por cada sentido vial y luego se replegaron a las orillas y dejaron el paso libre.

En los camiones se pudieron observar lonas en las que solicitan al gobierno estatal apoyos como diésel, llantas y aceites, porque sus ingresos han bajado debido a la pandemia por el Covid-19.

Gustavo Bustamante Martínez, delegado de la zona centro de AMOTAC, aseguró que el año pasado protestaron en el Parador del Marqués para exigir que salgan de la circulación de las carreteras del país los tráilers de doble remolque, porque consideran que es una competencia desleal.

“Hace un año pedimos que se regularizara, porque las empresas transnacionales utilizan puro tráilers full (doble remolque), afecta a empresas pequeñas y a nosotros que utilizamos tráilers de una sola caja”, dijo.

Mencionó que las empresas trasnacionales que utilizan doble remolque no garantizan que sus productos sean más baratos, además de que consideró como desleal su manera de trabajar, porque afecta a los choferes y a las empresas pequeñas de México.

También hizo énfasis con la problemática que sostienen con las grúas del municipio, argumentando que en muchas ocasiones se ven obligados a pararse sobre las laterales del bulevar, exactamente donde se encuentran algunas refaccionarias y a los pocos minutos son infraccionados por elementos de tránsito y sus camiones son remolcados a algún corralón particular, donde se ven obligados a pagar fuertes cantidades de dinero.

Dijo que, tanto en Acapulco como en Chilpancingo, las infracciones oscilan entre 7 mil y hasta 200 mil pesos.

Comentó que actualmente existe una infracción a uno de sus compañeros que elementos viales le levantaron en Acapulco, por lo que exigió que el caso sea revisado.

También pidió a las autoridades federales mayor vigilancia sobre las carreteras, ya que en gran parte de Guerrero son asaltados.

Consideró injusto que además de la pandemia por el Covid-19, también los estén afectando los tráilers con doble remolque y las grúas.

Al bulevar Vicente Guerrero donde los camioneros realizaban la protesta, llegó el director de Gobernación estatal, Jorge Sotomayor Landeta y elementos de la Guardia Nacional sector Camiones, quienes dialogaron con ellos y luego de un acuerdo para sostener una reunión esta misma semana, alrededor de las 3:10 de la tarde de este lunes se retiraron. (www.agenciairza.com)